logo
Colombia 14/04/2021

Echaron a profesora colombiana de una universidad por ser influencer

Yeimy Ilias, profesora colombiana, denunció que la echaron de la universidad por ser influencer.

La profesora barranquillera Yeimy Ilias denunció que la echaron de la universidad por ser influencer. Echaron a profesora colombiana de una universidad por ser influencer

La docente, quien tiene 129.9 mil seguidores en Instagram, contó en Lo sé Todo que ella era maestra de pregrado en una universidad.

Yeimy, quien es madre de una niña de 13 años, afirmó que sus seguidores comenzaron a subir luego de que la invitaron a un programa de televisión.

De esta manera, comenzó a crecer su popularidad. La profesional en contaduría -y quien tiene varias especializaciones- no se lo creía, pero compartió más contenido.

Echaron a profesora colombiana de una universidad por ser influencer

Por esa razón, esto causó molestia entre sus conservadores colegas de la universidad donde dictaba clase.

Sobre todo, por sus fotos en bikini, sus viajes y bailes.

Un colega molesto le contó a su jefe que ella publicaba contenido “informal”.

Echaron a profesora colombiana de una universidad por ser influencer

Por eso, la despidieron, relató en el programa “Lo sé todo”.

Pero ahí no terminó todo. Cuando alcanzó los cien mil seguidores, decoró su habitación con muchas bombas y bailó seductoramente con una pijama negra.

Esto molestó a un allegado de su socio, quien se quejó.

Para Yeimy es incomprensible que la despidan por su contenido, ya que eso no afecta su competencia como profesional.

Echaron a profesora colombiana de una universidad por ser influencer

Ella tiene una especialización y una maestría.

Actualmente, enseña en la Universidad Autónoma del Caribe.

Los estudiantes la respetan como docente y la apoyan como influencer.

Despedidas por su contenido

La historia de Yeimy recuerda a las profesionales que han sido despedidas por su actividad digital en otras plataformas.

La más polémica de ellas es Onlyfans, que se ha hecho popular en el último año.

Este fue el caso de la futbolista británica Madelene Wright, que fue despedida de su club por su contenido “poco apropiado”.

Ella fue despedida del club Charlton Athletic W.F.C, pero se publicaron dos videos en Snapchat que dieron al traste con su carrera.

La ex futbolista tomaba champaña mientras conducía un vehículo y también inhaló un globo inflado en una fiesta.

Ella ya había protagonizado escenas similares.

Y tras un mes sin recibir otras ofertas, probó suerte en Only Fans.

Para ver sus fotos hay que pagar 150 mil pesos al mes aproximadamente.

Pero el de Madelene es un caso aislado.

Slutshaming y sexismo

De hecho, aún hay sexismo en lugares con predominancia masculina, como la política y la academia.

Se juzga duramente a las mujeres que ejerciendo cargos de liderazgo se atreven a adornarse.

Esto, por la anacrónica concepción de que la moda es algo frívolo y completamente “femenino”.

También, el hecho de mostrar el cuerpo entra en esta categorización.

Se juzga a las mujeres como “poco serias e inteligentes” si muestran sus atributos.

Esto, por la concepción eurocentrista y judeocristiana de que todo lo relacionado con el cuerpo es pecado.

Y por supuesto, está relacionado al ámbito femenino, que es “inferior”.

La historiadora de moda Valerie Steele habló en su ensayo de 1991, “The F-Word”, de este tema, en la academia.

Y de cómo una mujer académica debía mimetizarse con sus colegas hombres para ser tomada en serio.

Años después, famosas adeptas a mostrar su cuerpo lo hacen para controlar su propio relato.

Este es el caso de la modelo Emily Ratajkowski, quien ha hablado de cómo tiene que luchar una modelo para controlar su propia narrativa.

Y cómo ha luchado contra el slutshaming, que es precisamente esa condena a la mujer por mostrar su cuerpo y su sensualidad.

Kim Kardashian ha sido otra de las mujeres que ha apostado por la libertad de mostrar su cuerpo.

Eso sí, dentro de la normatividad que ella ahora representa.

Pero el ejemplo más contundente ha sido el de la actriz Helen Mirren.

La prestigiosa intérprete respondió una entrevista sexista en los 70 que pretendía denigrarla por sus atributos.

Ella respondió que podía ser igual de seria y respetada aún mostrando lo que quisiera.

Puede ver el video aquí.