logo
/ Google
Colombia 13/11/2019

7 tendencias que definirán el futuro de la belleza desde 2020

Hay un cambio de paradigma que se refleja en la estética, el pelo incluido. Y estas son las claves que definirán el cómo nos veremos en unos años si de cuidado capilar se trata.

Por : Luz Lancheros

Lo que pasa en el mundo y lo que pasa en la sociedad se refleja en las formas de ver, de verse y de ver a otros. Esto permea manifestaciones estéticas como la moda y la cosmética en todas sus formas de expresión. Y el cabello, que por siglos se ha cortado, elevado, alisado o escondido para manifestar esos cambios, no es la excepción. Por esta razón, y en el marco del Latin American Fashion Summit, donde se discute el futuro de la moda y su presente a través de lo que ofrece  una potencia emergente como Latinoamérica, PUBLIMETRO habló con Víctor Abril, el Gloval Advocate de Authentic Beauty Concept, de Henkel,  marca de belleza que precisamente encarna los valores que toda marca del siglo XXI con miras al futuro: inclusión de manera orgánica, lo diferente y natural como “new normal” y una profunda y respetuosa inquietud hacia otros tipos de belleza. Y, en su lanzamiento, el experto compartió, desde su experiencia, lo que hoy es y será la belleza en el presente y el futuro. Estas son siete importantes claves.

La unicidad como valor primordial

“Lo que ha venido hasta ahora ha sido la maximización de todo. Esto se ha transformado y se seguirá transformando, pero en este sentido, se pasó de tener los mejores filtros y ángulos a maximizar lo que tenemos, nuestras texturas naturales en el pelo, el color que tenemos. Si tenemos un pelo liso, buscamos que este sea hidratado y saludable, si tenemos un pelo rizado, maximizar su textura. El punto es que ya no seamos enemigos de lo que tenemos y si queremos cambiar, que el pelo esté protegido y con productos que le protejan y atiendan sus necesidades específicas. Y ahí es donde marcas como la nuestra tienen un papel fundamental”, explica el experto al referirse a cómo en lo digital y en el mundo de la cosmética capilar se han ido creando productos que ayudan a realzar necesidades y características específicas. “Creo que precisamente, esta estética que inauguraron las Kardashian o la muy latina de las ondas y postizos que vemos casi que de telenovela influyeron en que la gente buscara otras formas de verse”, recalca.

“Boom” de peluquerías orgánicas y “naturales”

En Instagram, al menos, hay una revolución de peluquerías  que no se decantan por efectos especiales ni por propuestas surrealistas: destacan por su connotación “indie” y porque se enfocan en hacer cortes con los que las personas puedan realzar su esencia sin hacer cambios radicales. Al respecto, el experto afirma que este cambio se dio porque en el nacimiento de las redes sociales “todos quisieron tener una vida perfecta. Pero una vez que nos dimos cuenta de que todos nos veíamos así, nos dimos cuenta de que no somos así. Que lo real se construye desde adentro y que esto es lo que más cuenta ahora, porque es lo que somos siempre y eso es lo que hay que trabajar en todos los ámbitos, incluido el cuidado personal y cosmético”, afirma Abril.

La belleza real: más allá del márketing

Desde hace más de 10 años se habla de belleza real, pero Bernal es específico en que ahora ya no es un elemento para vender más, sino que es algo que demandan los consumidores y que ya de hecho es una premisa que va más allá de una utopía, es básicamente la representación en la vida diaria. “Es una conciencia de vida general, ya no es solo usar postizos, pelucas o extensiones. Es usar las cosas con un propósito. Que lo que uses no tenga impactos negativos con el medio ambiente. Que lo hagas contigo mismo, ya que el producto que usas no puede suministrar parabenos ni sulfatos a tu organismo, por ejemplo. Entonces el producto cobra importancia a nivel cultural, nutricional y cosmético.

¿Se acabaron los “súperinfluencers” de belleza?

En la actualidad, estos tienen millones de seguidores y muchos usan el clásico maquillaje de contorno, cejas marcadas y labios mate, entre otras estéticas cliché de redes sociales como Instagram. De hecho, por eso han ganado a sus followers. Pero el experto no cree que sea su final abrupto: “Creo, antes, que las personas auténticas están saliendo a flote. La moda es una burbuja que se decanta y solo queda la gente genuina, la que defiende un propósito en su imagen real y virtual”, afirma.

Lo sostenible ya no es una utopía

Si bien no es algo nuevo, al los consumidores tener más conciencia de lo que compran, buscan productos naturales que sean éticos en sus procesos de producción y que de paso, cumplan con esta promesa de valor. “En nuestro caso, buscamos que nuestros productos sí tengan lo que ofrecen y que sepan de dónde vienen”, afirma Abril. “La gente, al ser más consciente, tiene esto como filosofía y estilo de vida, no como moda pasajera”, añade. Ahora bien, si se habla de greenwashing, que es una práctica común de muchas compañías, el experto es enfático en que los productos deben estar certificados internacionalmente por entes reguladores  en prácticas de comercio justos y producción sostenible, como los de Authentic Beauty.

Belleza bespoke

Atrás quedaron los productos que eran dirigidos hacia lo masivo: hoy el consumidor de moda y belleza se enfoca en su individualidad y en resaltar su especificidad. Por eso hay tiendas que se dedican a crear sombras y labiales a medida, así como empaques customizables, entre otros mecanismos de personalización. “Las necesidades de las personas son muy específicas. Ahora la mayoría de personas se tintura el pelo y tiene procesos químicos. Por esta razón, se amplían las necesidades nutricionales. En nuestro caso, todos nuestros productos tienen el extracto de Guar, de la India, que hidrata el pelo, entre otros componentes naturales”, resalta.

Varios productos en uno solo

Hace varios años, la cosmética coreana dio el gran impulso al mezclar la crema hidratante con la base con su BB Cream, de la que creó otras versiones más específicas. Esto fue ampliamente copiado en la cosmética occidental. Pero los coreanos fueron pioneros en los temas de maquillaje y skincare al simplificar el uso de productos en un mundo que a su vez, y de manera paradójica, es cada vez más acelerado. Y eso se extrapola al pelo: “La gente no quiere lavarse el pelo, así que el shampoo seco les ha facilitado la vida. Nosotros tenemos el nuestro, que no solo evita que te laves el pelo, te lo cuida y te da volumen, entre otras cualidades”, expresa el experto.

QUOTE:

“Todos quisieron tener una vida perfecta. Pero una vez que nos dimos cuenta de que todos nos veíamos así, nos dimos cuenta de que no somos así. Que lo real se construye desde adentro.”