María Cecilia Botero relató su experiencia al borde de la muerte

Todo sucedió por un mal procedimiento en medio de una cirugía.

María Cecilia Botero es una de las actrices más respetadas del país, en su trayectoria de 45 años  ha logrado cautivar el corazón de sus televidentes. Sin embargo, no todo ha sido color de rosa, para nadie es un secreto que en su carrera no existe la estabilidad laboral y su salud tampoco es la misma desde que comenzó, e incluso alcanzó a experimentar cómo es estar en las puertas de la muerte.

Hace algunos meses tuvo una experiencia que cambió su vida debido a complicaciones en un procedimiento quirúrgico al que se sometió, y debido al mal acompañamiento médico alcanzó a ver el más allá, así lo confesó durante una entrevista con el programa 'Lo sé todo'.

"Por equivocaciones de los médicos estuve en la puerta de la muerte. Luego de una cirugía, en la cual me perforaron los intestinos y sin darse cuenta me cerraron, ocasionó peritonitis y parálisis intestinal. Literalmente me fui y volví de esta vida".

Aunque la actriz confesó que estuvo recuperándose de esa vez, no fue la única, pues debido a las cicatrices intestinales le produjo obstrucción en los intestinos y una vez más el cuerpo médico no tomó las medidas necesarias y una vez más tuvo que luchar por su vida.

"El médico no tomó las precauciones necesarias, la cirugía duro nueve horas y mientras estaba en recuperación me dio una trombo embolia pulmonar, y me fui"

María Cecilia recuerda que fue su hijo el que la animó a que no se rindiera.

"Un año atrás que se había ido el papá y cuando yo me desprendí, en esa sala dije: bueno ya me voy. Si me toca morirme. Pero fue la cara de mateo que dije no puede hacer eso" confesó que además de motivarse por la cara de su hijo se negó a ver la luz al final del tunel "si me volteo me voy, no me puedo morir". 

En el momento que el periodista le pregunta por su experiencia en el más allá, la mujer comentó que afectivamente podía ver lo que estaba ocurriendo alrededor de ella, pero no solo eso, añadió que también experimentó los sentimientos de las personas que estaban a su alrededor.

"Me pasaron muchas cosas especiales, no solamente podía ver y escuchar a las personas que estaba conmigo, también sentí lo que sentían ellos. Yo veía a mi mamá, como me acariciaba y sufría, veía a David como me acariciaba los pies. Cada vez que los veía podía sentir eso".

Aunque no niega que le han ocurrido circunstancias difíciles en su vida, reconoce que  no necesariamente son negativas.

Te mostramos en video: