Chile

Pancho Saavedra cumplió el sueño de una pareja: casarse y hacer feliz a su hija con una extraña enfermedad

La ilusión de Carina y Cristián de tener una boda y ayudar a su bebita fue una realidad en el programa de Canal 13.

Pancho Saavedra

La nueva temporada de Contra viento y marea ha venido con todo. El pasado domingo se transmitió el tercer capítulo del programa que conduce Pancho Saavedra, donde se conoció la historia de Carina y Cristián. Esta pareja vive una situación súper complicada en su entorno familiar, atravesando por oposiciones y la extraña enfermedad de su hija Dominga.

Durante la emisión, el animador de Canal 13 les cumplió el anhelado sueño de casarse y hacer feliz a Dominga, la pequeña de 2 añitos que padece una rarísima condición genética sin diagnóstico ni tratamiento. Pero pese a las adversidades, el amor les mantiene unidos.

Pancho Saavedra dio a conocer la historia de Carina y Cristián

El espacio de docurrealidad tenía varios objetivos: convencer a un familiar, el suegro de Carina, para que permitiera la boda. El segundo fue precisamente celebrar el matrimonio y el tercer consistía en llegar al diagnóstico más certero de la niña y juntar los recursos económicos para todo lo que necesite.

Cuando Dominga tenía 10 meses de nacida comenzó a experimentar extrañas inflamaciones y erosiones en la piel que le generaban gran dolor. Los exámenes que le practican a la niña son enviados al extranjero y los resultados pueden tardar seis meses o más. Además de ser sumamente costosos.

Lo único que se sabe de la extraña enfermedad de Dominga es que es de origen génetico. Con muchos esfuerzo sus papás no paran de buscar un diagnóstico concreto de su pequeña.

Hermosos gestos que marcan la diferencia

Pancho Saavedra, y su equipo además de darle el matrimonio que tanto soñaron Carina y Cristián, también le alegraron la vida a la pequeña. El equipo de docurealidad le obsequió una preciosa casa de muñecas soñada por cualquier niña.

El animador, que publicó los momentos en su cuenta de Instagram, ayudó a la feliz pareja a vender completos. Constantemente, Carina y Cristián venden este alimento con la finalidad de recaudar fondos para los exámenes y medicamento de su hija.

Lamentablemente no todo fue color de rosas y alegrías para esta bella familia. Desde hace tiempo, la pareja ha tenido que enfrentar varios problemas familiares con el papá de Cristián. Él se niega rotundamente a aceptar que Carina y Cristián estén juntos.

Por esta razón el abuelo paterno de Dominga no solo le dio la espalda a sus padres, también a ella. Por eso, Saavedra decidió enfrentar está situación.

El animador trató de hacerle ver al papá de Cristián que debía tener más cercanía con Dominga, y también con la pareja de su hijo. Sin embargo, la respuesta que recibió de su parte fue “no puede ser tan cínico de amar a una persona que no conoce. Le digo que es cínico en su cara”.

Y aunque al final de los consejos de Pancho Saavedra,el hombre dijo que cambiaría su actitud, no asistió a la boda de su hijo, provocándoles una gran tristeza.

Finalmente surgió el diagnóstico de Dominga

Gracias a la llegada de los resultados de unos exámenes que fueron enviados a Alemania, la enfermedad de Dominga fue descubierta. La niña tiene un síndrome autoinflamatorio.

Sin embargo, siguen luchando por conseguir soluciones para superar la enfermedad. Un medicamento fundamental para superar el síndrome cuesta un millón 800 mil pesos al mes. No obstante, el programa dijo que lo conseguiría.

Además, tras cumplir dos meses de casados la pareja conversó con Pancho Saavedra y de manera virtual con Jaime Bellolio, Ministro Secretario General de Gobierno.

El ministro les confirmó que dentro de la Ley Ricarte Soto, se hará un espacio para las enfermedades poco habituales como la de su hija. También, les ofreció reunirse con la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

Tags

Lo Último


Te recomendamos