La tarotista Cristina Araya de 'Muy Buenos Días' nos dice cómo viene lo que queda del año para signo

La tarotista que nos entretiene en el matinal 'Muy Buenos Días', de TVN, conversó con Nueva Mujer sobre qué nos depara lo que queda del 2018, la situación de las mujeres y, por supuesto, un vaticinio para cada signo.

Cristina Araya es alegre, le gusta bromear en todo momento y da consejos siempre con una sonrisa. Se sienta y dice “¡parezco la sobrina de Pedrito Engel!”, mientras se despoja del chal con el que se cubre los hombros. Luego mira y un poco más seria, advierte sobre el mayor mal de estos tiempos:  la ansiedad. Eso lo aprendió de un viejito que un día le preguntó si creía en Dios y, ante su rotundo “sí”, le preguntó por qué era tan ansiosa. “Si confía en él, debe confiar también en sus tiempos”. Eso no tiene que ver con bastos ni espadas ni con la compatibilidad de tu signo con el de la persona que amas, pero le ha servido para entender y enfrentar mejor la vida. Luego saca las cartas, las baraja, nos mira y empieza a leer.

El día de la entrevista, Cristina no salió al aire en el matinal 'Muy Buenos Días', de TVN, porque Santiago, casi literalmente, se estaba volando con el ímpetu del viento.

Mientras árboles y postes se caían, aprovechó con más calma de la presupuestada para escudriñar en el porvenir. La primera pregunta estuvo orientada a las mujeres chilenas y su movimiento que, con tanta fuerza como el viento, puso a Chile patas arriba.

“Hay harta lucha. Aparece un hombre de espadas, que no quiere dar su brazo a torcer tan fácil. Va a haber cambios importantes. Si hablamos de movimientos feministas, se ve que podrían pasar cosas muy importantes, pero aparecen unos bastos amarrados, que hablan del poder, del gobierno y de su voluntad”. Para ella, esto último sugiere que gran parte de los anuncios o voluntades exteriorizadas se quedarán en eso, sólo en intenciones.

“De todas maneras, el cambio importante es una transformación en el tiempo. Ha sido difícil la comunicación, los mensajes no se entienden mucho. Salen bastantes espadas, y eso es porque el sexismo está muy arraigado. También aparece el erotismo, como una dificultad que no se ha podido sortear”.

Por último, aparece la carta de los hijos, que tiene que ver con el círculo de las mujeres. Estos cambios intensos serán para la niñez. También pueden ir en ayuda de las madres, como cuando se implementó la obligación de tener salas cunas gratuitas en todas las comunas, algo que a la misma Cristina le ha servido mucho.

Cristina Araya

Predicciones por signo

Aries: Es un momento de decisión. Todavía no están seguras en el lugar en que están, porque no dan la seguridad. Sin embargo, saben que están pasando por un momento donde existen cambios positivos, porque sale la carta del equilibrio y la justicia. Las espadas muestran que buscan más problemas de los que hay, así que ¡relájense! Están mejor de lo que creen.

Tauro: Les sale un viaje, quizás de ida y que no quieran volver. Es un viaje lejano. Tiene que ver con un quiebre, porque sale una mujer de espadas. También puede ser como cuando una quiere darse media vuelta y salir a tomar aire. Tauro es un signo al que le cuesta aguantar las rabias, así que no dejen que los problemas las saturen. Cuando se sientan saturadas, salgan, despéjense, conéctense con la naturaleza, el aire y el agua.

Géminis: Se ve un equilibrio perfecto. Si se han sentido agobiadas o angustiadas, las cosas ahora se van a calmar. Sale la Rueda de la Fortuna, la mejor carta del tarot, que habla de un momento de tocar fondo, reflotar y llegar al equilibrio.

Cáncer: Es un signo impulsivo y nervioso, eso puede llegar a perjudicar incluso la salud. Sin embargo, también es increíblemente creativo. Por eso, tienen que enfrentar lo que se viene abrazando su creatividad, que es la clave para ser exitosas. No dejen que el enojo las haga quedarse atrapadas sufriendo. Canalicen sus emociones y, con su creatividad, construyan algo.

Leo: Viene un cambio positivo hacia el hogar. Hay una separación, alguien se va, pero vuelve el equilibrio. Si están con pareja, puede haber un quiebre que luego se restaura. Si no tienen pareja, cuidado, porque esta carta siempre habla de alguien que ya estuvo, pero se fue, y que puede volver.

Virgo: Paciencia. Aparece la carta de la justicia. Su entrega y desapego hacen que se vengan tiempos de equilibrio. Se conectarán con su espacio personal, del bienestar con uno mismo. Cuidado con el exceso de confianza y tropezar siempre con la misma piedra.

Libra: Muy auspicioso. Sale la Rueda de la Fortuna, la mejor carta. Una situación que las tenía conflictuadas y enojadas se está resolviendo. En esta última mitad del año, esto amaina y con el equilibrio desaparece la rabia. Como signo de fuego, tienen que aprender a lidiar con su propio fuego, es una lucha constante.

Escorpión: Lo primero que aparece es un cruce de copas y una mujer de espadas. Eso habla de que van a volver a experimentar una alteración en sus vidas, pero luego viene la tranquilidad. Hay que cuidar esa calma. Finalmente, esto nos transmite un triunfo. Es importante que sepan mirar lo que las rodea, agradecer que por fin las cosas se resuelven y hacer un salud porque están bien.

Sagitario: Está conectado con una situación de luto, muerte o quiebre. Un sufrimiento del que no pueden desconectarse, una tristeza por alguien que partió. Esto puede ser una muerte física, o un cambio rotundo en la vida o no volver a ver a alguien. Habla de algo que se fue para no volver, y generó mucha angustia. Finalmente, hay evolución y renovación de ciclo. Estén listas para enfrentarlo.

Capricornio: Están pasando por una situación no resuelta, que las tiene con los nervios tomados. Capricornio es un signo muy directo, que no sirve para enfrentar situaciones largas, de resolución lenta. En esta parte del año, ya tocaron fondo y ahora viene un impulso que les ayudará a avanzar en este proceso de cambio emocional. Van a tener que estar preparadas para dar el salto.

Acuario: Vienen tiempos de alegría. Acuario es un signo bueno para taimarse y enojarse solo, pero, cuando está con su grupo de confianza, puede ser el alma de la fiesta. Esta carta nos habla de equlibrio, calma y risas. Más relajo y más vida social. Se viene una buena segunda mitad de año.

Piscis: La carta de la evolución. En este momento, Piscis ya creció. Ya llegaron a un tope, tocaron el cielo y se mantendrán ahí. También pagaron todo, sufrieron lo que tenían que sufrir. Viene un momento muy bueno y esperanzador.