Consuelo Schuster sobre la proyección de su carrera: “no me pongo límites”

La suya es una propuesta romántica, fresca y potente, y aspira no sólo a conquistar la escena nacional; apunta al mercado internacional, que ya le abrió las puertas.

Maquillaje y Peinado: Paula Bruzzone con productos M.A.C.

Agradecimientos a Hotel Director, Vitacura 3600.

Con su dulzura, sensibilidad y voz potente, se posiciona como la voz chilena con mayor proyección de los últimos años. Es Consuelo Schuster (34), compositora y cantante pop que no teme transitar por el jazz, folklore, bolero, tango o baladas, y que hace 10 años comenzó esta carrera aún en crecimiento. Estudió en la Escuela Moderna de Música, compuso canciones para comerciales, representó a Chile en la competencia internacional del Festival de Viña junto a su grupo “La Fem”, formó parte del coro del mismo festival, y se convirtió en la voz de Ángel Parra Trío.

Pero paralelamente cultivó su carrera como solista. De sus dos discos, “Caminante” (2013) y “Esta Vez” (2016), se extrajeron canciones que suenan en radios nacionales y se transformaron en bandas sonoras de teleseries como “El Camionero” y “Preciosas”. Nosotras destacamos especialmente “Estar Contigo”, “Después del Adiós” y “Aquí me tienes”, este último, que grabó con uno de sus artistas favoritos, el puertorriqueño Tommy Torres.                                                                          

La relación con Puerto Rico creció tanto que en diciembre pasado la invitaron a cantar a un festival que organiza la radio KQ 105. “Lo único que pedía era que a las personas les gustara mi música, aunque llevábamos tres sencillos en las radios y llegamos al Nº1. Aun así, era la primera vez que me enfrentaba a un público no chileno. Y la verdad es que fue súper emotivo, especial, lloré todo el concierto. ¡El público se sabía todas las canciones!, bien impresionante. La gente me entregó mucho cariño”.

¿La estrecha relación con Puerto Rico se dio por Tommy Torres?

Nació por una canción que compuse con Tommy, “Aquí me tienes”, que a fines del año pasado estuvo Nº1 en los rankings. A partir de ese momento decidimos realizar más promoción allá, y ahora suenan dos canciones más. Salir con tu música fuera del país es un sueño que uno siempre tiene, pero no era la intención. A Tommy lo conocí en el Festival de Viña, cuando formaba parte del coro; le pasé un disco mío y luego me lo encontré en Miami en el estudio del lado. Pura casualidad.

Tus estilos musicales son bien variados. ¿Con cuál te quedas?

Es que por distintos factores he cantado muchos estilos. Me dediqué un tiempo al jazz, pero lo que viene a mí al escribir son canciones mucho más románticas, melódicas, y ese es el camino que he tomado como artista solista. Aunque también tengo otras inquietudes y me encanta hacer cosas diferentes, como lo que hice con Valentín Trujillo, un disco más relacionado con el jazz. Uno puede jugar con la música. Cuando la gente me escucha como Consuelo Schuster, fuera de un proyecto colectivo, es donde me siento cómoda. Siento que fluyo al escribir, componer y cantar música más romántica.

consuelo schuster

Estuviste muchos años tras bambalinas, componiendo. ¿Qué te pasó cuando tu trabajo fue expuesto?

Cuando era más chica me daba vergüenza mostrar mis canciones. Me costó atreverme como solista, porque trabajé mucho en grupos y me sigue gustando estar con más personas y componer con otros. Esto de mostrar tus canciones al principio te da pudor, pero con el tiempo te das cuenta qué tienes dentro, te va gustando poder decirlo, expresarte como artista.

¿Cuesta encontrar una nueva arista al amor?

Fluye de manera natural. Cuando escribes lo haces sobre lo que te nace. El amor no sólo es de pareja, es un tema universal. Lo lindo es que la gente lo recibe de diferente manera. Me encanta lo que pasa con la música de todos los estilos. A veces me escriben para contarme que una de mis canciones les recuerda tal momento, o incluso que se casaron con mi canción. Cuando la gente empieza a hacer suyos los temas, cuando son parte de su vida, todo tiene sentido; ya no es tuya, es de ellos, y esa sensación es muy linda. Agradezco a la vida de vivir esas cosas. También me gusta hacer covers de canciones conocidas, pero interpretarlas de otra forma, y que hagan suyas esas interpretaciones, me emociona.

Hiciste promoción en Perú y Puerto Rico. ¿El mercado chileno queda chico?

No, Chile siempre será mi lugar. Sueño con hacer giras por todo Chile, y en eso estamos trabajando. Este es mi hogar, mi tierra, y todos queremos mostrar lo que hacemos en nuestro propio país.

¿Qué te gusta de la figura de Violeta Parra?

Trabajé por años con Ángel Parra y pude conocer en profundidad sus historias, su trabajo. Siempre he admirado su fuerza, la mujer guerrera que es, tan integral, una genio. Ella es la madre del arte. No sólo cantaba, hacía telares, poesía. Me parece una mujer maravillosa. En Ángel Parra Trío hicimos un disco muy bonito con canciones de Violeta reversionadas.

Leí una entrevista a Ángel Parra, donde decía que trabajabas con humildad.

Admiro al padre y al hijo. Fue un gran aprendizaje musical. Cuando Ángel me llamó para ser vocalista no lo podía creer.

¿Cómo llegó esa posibilidad?

Me recomendaron. Cuando me llamó traté de parecer súper profesional (ríe). Es muy lindo porque los he admirado toda la vida y son personajes que forman parte de la historia de la música chilena.

Vivimos una etapa de “nuevo folklore”, ¿qué te parece?

Lo que ha florecido en Chile es muy bonito. El nuevo canto chileno me parece hermoso, existen muchos músicos chilenos buenos. Me encanta Nano Stern, Anita Tijoux…, no podría nombrar más porque estaría toda la tarde (ríe).

¿Cómo defines el éxito?

No tiene que ver con luces sino más bien con las emociones, con cómo logras conectarte con la gente. Cuando haces lo que amas, cuando eres feliz, ahí está el éxito.

¿Qué pasa con la fama en tu vida?

Depende mucho de uno. Para mí lo más importante, por cómo he llevado mi carrera estos años, es la música, lo que uno entrega. Lo que me mueve es entregar a la gente mi trabajo, sólo mi trabajo.

¿En qué no transas en la música?

Cuando las cosas son honestas, lo que hagas está bien. El día que sienta que hago algo que no es honesto para mí, pondré ojo. Eso no lo transo.

Pocos saben que eres casada con un productor musical (Roberto Trujillo)…

Sí, de hecho él ha sido el productor de todos mis discos (ríe). Es maravilloso tener un partner musical cerca.

¿Cómo se conocieron?

Estudiando música…

Tienes 34 años, y muchos aún para tener hijos. ¿Cómo se proyectan, considerando que tu carrera recién comienza?

No me pongo límites. Todo lo que hemos ido construyendo, lo que pasa hoy, las canciones que suenan harto y aparecen en teleserie, que la gente me está conociendo, quiero seguir creciendo. El próximo año se viene un nuevo sencillo, y seguiré trabajando y sorprendiéndome con la vida.

¿De qué forma te nutres para componer?

Más que algo específico, es tener la posibilidad de conectarte con tus emociones. De repente hasta un atardecer te puede llenar de inspiración para hacer una canción, o la historia de alguien te conmueve y quieres escribir sobre eso. Las inspiraciones vienen de muchos lugares.

¿Te gusta la noche?

En el sentido de escribir, sí. La bohemia, no sé. Los artistas trabajamos de noche, entonces nuestro trabajo influye también. Me gusta la tranquilidad de la noche, es muy linda para componer. Soy súper nocturna para componer.

Comentaste que la música es una herramienta social. ¿En qué sentido?

El arte en general puede llegar a muchas personas, crear conciencia da sentido a la música.

¿Quieres dar tu opinión social o política a través de las canciones?

No sé si política, pero sí soy sensible a lo que sucede a mi alrededor. Por ejemplo tengo una canción que se llama “Otra oportunidad”, que habla sobre darle otra oportunidad a la vida, luchar y no rendirse. Mi trabajo va más por ese lado. A veces hay canciones que te llenan de esperanza y que no tienen que ver con amor.

¿Cuáles son los planes para lo que queda del año?

En Puerto Rico me invitaron a fin de año a un especial muy entretenido del Banco Popular, que se hace en cadena nacional. Me invitaron a cantar con otros artistas que todavía no puedo nombrar, pero otros años han estado Juanes, Shakira, Carlos Vives, ¡y otros menos conocidos como yo! Será una vitrina súper buena. Y ahora lanzaremos un sencillo nuevo que se llama “Dale”, del disco “Esta vez”, ideal para el verano. En noviembre haremos el concierto para lanzarlo.

¿Más bailable?

Tiene un ukelele. Empecé a usar el ukelele desde el segundo disco en varias canciones. Es un sonido bien cálido y no es difícil de tocar.

¿Y en el verano?

Ojalá realicemos una gira larga y extensa, y que lleguemos a todos los lugares posibles. Si de mí dependiera, ¡sería gigante!

¿Cuándo vuelves a Miami?

Depende del trabajo. Estuve tres meses entre Puerto Rico y Miami, salió el concierto, y gracias él aparecieron otras posibilidades. Hay que estar ahí.

¿Se puede vivir de la música?

He hecho clases, hice música para comerciales, canté con orquestas, así es que sí, he logrado vivir de la música por años. Pero ahora vivo de MI música, ¡más increíble todavía!

CREDITOS ROPA:

Jeans pintados a mano, @Paula_Bruzzone.

consuelo schuster