Javiera Suárez aclara que su sanación no se debe únicamente a monjes brasileños

La periodista está muy preocupada de que la gente se influencie por lo que ha aparecido en la prensa, de su proceso de sanación.

Revuelo causó tiempo atrás la noticia de que Javiera Suárez había solicitado ayuda de monjes brasileños para mejorarse de su cáncer. Este procedimiento –que consiste en una sanación a distancia en la que interfieren las almas de doctores fallecidos en la salud de las personas enfermas– está muy arraigado en Brasil, y ha cobrado credibilidad con el tiempo, debido a la gran cantidad de testimonios de personas que dicen haberse curado gracias a sus intervenciones. Y si bien la periodista reconoció que pidió su ayuda y se sometió a dicho proceso, ahora quiere aclarar que cualquier evolución en su tratamiento, se debe en realidad, a otros múltiples factores.

Debido a la gran cantidad de mensajes que ha recibido de personas que le preguntan sobre cómo se sanó con los monjes, y cómo pueden optar a lo mismo, fue la que la conductora decidió escribir un mensaje en su cuenta de Instagram aclarando que ha recurrido a un montón de otras cosas, para estar como está hoy.

"No sé bien qué se ha dicho en los medios respecto a mi experiencia con los monjes, pero dada la conmoción y cientos de escritos desesperados creo que es bueno atajar el tema", comenzó diciendo.

"Si sigo viva es en primer lugar gracias a Dios y la Virgen de los Milagros. En segundo lugar, gracias a mis ganas de sanarme junto con el apoyo de marido, hijo, familia, amigos y ustedes. Tercer lugar, el tratamiento de quimioterapia. Cuarto lugar, alimentación, trabajo emocional, deporte, monjes brasileros, medicina alternativa, etc.", continuó.

Y terminó reconociendo que cree que la ayuda de los monjes sí le sirvió, pero no ha sido lo único. "Sí le escribí a los monjes en mayo del año pasado, pero NUNCA he dicho que me sanaron. Sí pueden haber influido en que esté mejor, como también han aportado las otras cientos de cosas que he realizado durante este tiempo. Solo quería aclararlo, porque me preocupa la desesperación de algunos que ven en los monjes la única alternativa, sin entender que lo primero es creer en el poder inconmensurable que vive dentro nuestro", afirmó.

No sé bien qué se ha dicho en los medios respecto a mi experiencia con los monjes, pero dada la conmoción y cientos de escritos desesperados creo que es buenon atajar el tema. Si sigo viva es en primer lugar gracias a Dios y la Virgen de los Milagros. En segundo lugar, gracias a mis ganas de sanarme junto con el apoyo de marido, hijo, familia, amigos y ustedes. Tercer lugar, el tratamiento de quimioterapia. Cuarto lugar, alimentación, trabajo emocional, deporte, monjes brasileros, medicina alternativa, etc. Sí le escribí a los monjes en mayo del año pasado, pero NUNCA he dicho que me sanaron. Sí pueden haber influido en que esté mejor, como también han aportado las otras cientos de cosas que he realizado durante este tiempo. Solo quería aclararlo, porque me preocupa la desesperación de algunos que ven en los monjes la única alternativa, sin entender que lo primero es creer en el poder inconmensurable que vive dentro nuestro. Dios los bendiga.

Una publicación compartida de Javiera Suárez (@javierasuarezoficial) el 10 de Ago de 2017 a la(s) 10:03 PDT