¿Peleas con tus niños para que desayunen? Mira por qué vale la pena esa batalla

Haz que tus mañanas sean un momento entretenido y nutritivo para tus hijos con estos consejos.

Durante la noche, mientras tus niños duermen, sus pequeños cuerpos necesitan mantener sus niveles de glucosa sanguínea normales. Para esto sus cuerpos usan una sustancia conocida como glucógeno, que se encuentra en músculos e hígado y que se usado como el principal combustible para mantener los niveles de glucosa sanguínea constantes. Estudios científicos, ha señalado que bajos niveles de glicemia están relacionados con reducciones en las capacidades físicas e intelectuales.

El desayuno es un horario de alimentación de gran importancia a toda edad, ya que irrumpe el ayuno nocturno y permite reactivar funciones fisiológicas "dormidas". Según diversos estudios, se ha demostrado que la primera comida del día ayuda a los niños(as) a pensar con rapidez, prestar atención y comunicarse en forma apropiada con el entorno. Un niño(a) en edad escolar que concurre a su colegio sin desayunar correctamente tiene dificultades de concentración y memoria, o también puede sentirse cansado y nervioso, todas las funciones cerebrales que se han vinculado con el buen desayuno.

¿Cómo debe ser el desayuno ideal para los niños?

En muchas ocasiones por la falta de tiempo, algunas familias prescinden de dar de desayunar a sus hijos en casa. Están obligados, por las circunstancias, a llevar a sus hijos más temprano al colegio y muchos desayunan por el camino. Otra alternativa es el desayuno en el colegio, que cada vez está más cuidado. En la mayoría de las escuelas el menú está controlado por nutricionistas, lo que significa que se puede confiar en el servicio.

Para los padres que tienen más tiempo en casa, el desayuno ideal y adecuado debe ser variado en alimentos que contengan nutrientes necesarios:

Verduras y frutas: Le puedes dar alguna pieza o taza de fruta, o una taza de jugo natural, y agregar verduras a su quesadilla o huevo en el desayuno. Este grupo aporta las vitaminas, necesarias -además de agua y fibra- las cuales son necesarias para el organismo y deben ser incorporadas diariamente. Estas también ayudarán al buen funcionamiento de intestino mejorando su digestión.

Cereales y tubérculos: De este grupo puedes incluir en el desayuno pan blanco o integral, avena, cereales Chocapic que tienen poca azúcar (menos de una cucharadita de azúcar por porción), y galletas de avena, entre otros. Todos son una buena fuente energética, ya que no solo aportan carbohidratos a la dieta sino que también nutrientes importantes como vitaminas, minerales y fibras.

Productos lácteos: Incluye alimentos de origen animal como los lácteos (leche, yogurt y queso), aportan proteínas de alto valor biológico, más calcio, que ayudaran a que tu hijo crezca sanamente.

Sabemos que el tráfico y el despertar niños, vestir, peinar y dar de desayunar se escucha difícil, pero esto lo podemos resolver todas las mañanas con estos consejos:

● Intenta que tu hijo participe en preparar su desayuno; que sugiera el día de las compras lo que se puede antojar desayunar en la semana.
● Elabora con tus hijos menús diarios.
● Tener varias opciones en tu refrigerador para poder sugerir menús variados en la semana.
● Preparar una noche anterior lo más que se pueda del desayuno (partir la fruta, dejar los ingredientes listos)
● Si el tiempo es un factor importante, intenta levantarte 10 minutos antes.
● Si quieres dormir cinco minutitos más, escoge algo simple que cumpla con todos los nutrientes. Los cereales Chocapic son tu mejor aliado por su variedad de cereales que llenan los requisitos de buen sabor, a la misma vez que son nutritivos.

Además de las consideraciones de salud física, piensa en la importancia de compartir el momento inicial del día con tus niños. Así fortaleces el vínculo familiar ¡A desayunar!