Seis mandamientos para conseguir el ansiado vientre plano

Lo han dicho las entrenadoras y quienes gozan de tener un vientre plano y tonificado ¡No es tan fácil!, sin embargo, hay algunos consejos que se pueden seguir para lograrlo sin sufrir demasiado y en el corto plazo.
Primero, es bueno entender que más allá de bajar de peso, perder grasa o kilos, debemos perder agua y evitar la retención líquidos, que es lo que muchas veces atormenta a la mayoría de las mujeres.
1 – No mas bebidas con gas:
Ya es conocido que éstos líquidos nos provocan hinchazón. Además al ser carbonatados, como la cerveza, esto mismo se queda en nuestro organismo provocando malestares.
2– Menos sal:
Este mineral, pese a que sirve para dejar más sabrosas las comidas, es el enemigo número uno si se desea eliminar líquidos, ya que ese es su mayor efecto sobre todo en las mujeres.
3 – Especias pro digestión:
Utilizar comino, cardamomo, anís o perejil en nuestras comidas, ayudará a que el cuerpo no tenga que hacer grandes esfuerzos para digerirlo.
4– Líquidos:
Invierno y verano es sagrado, beber 1 o 2 litros de agua por día. Los especialistas recomiendan siempre comenzar el día con un vaso de agua y gotitas de jugo de limón para hacer una limpieza matutina del intestino.
El té verde es ideal para beberlo todo el día, incluso junto a las comidas. Hacer infusiones con un poco de jengibre para acelerar el metabolismo y evitar los jugos de fruta ya que contienen mucha azúcar.
5- Masticar con calma y darse el tiempo de comer:
En la vida actual, la mayoría come apurado y mal. Los expertos recalcan que al menos se debe tomar 30 minutos o más para consumir un plato principal, teniendo pausas y muy masticado todo para que no provoque hinchazón y malestar.
6– Deporte:
Practicar deporte es primordial para la salud y para un vientre plano. Ejercicios aeróbicos para quemar grasas como Zumba, combinados con técnicas enfocadas en la tonificación abdominal como Pilates es muy bueno para trabajar en cuerpo esculpido y vientre perfecto.