Algas 100% salud: te mostramos los beneficios de un verdadero tesoro marino

Son un verdadero tesoro marino gracias a su carga de vitaminas, minerales y oligoelementos capaces de revitalizar el organismo. Trata de incorporarlas en tu diera, y que sólo te darán cosas buenas.

 

Imagen foto_0000002220150308185413.jpg

 

Las algas contienen entre 10 y 20 veces más minerales que las verduras "terrestres", como calcio, hierro, potasio, yodo, magnesio y, en menor cantidad, oligoelementos. Pueden contener un 25% más de minerales que la leche, pero apenas aportan calorías y no contienen grasas. Son ricas en vitaminas A, B, C, D3, E, K y, en menor cantidad, la B12. Si bien en Chile hay una especie de "trauma colectivo" con los guisos de cochayuyo –infundado, porque bien preparado es exquisito–, el tema es que gracias a la cocina japonesa ya somos grandes consumidores de nori, y nuestro país es gran productor, además, de ulte y luche, el que puedes encontrar fresco en algunos lugares. Pero, además, en supermercados y tiendas especializadas hay una enorme variedad de algas secas comestibles provenientes de diferentes partes del mundo. Entérate de sus beneficios.

Saludables: Además de sus valiosos nutrientes, las algas no absorben tanta contaminación como los peces; de hecho, si el nivel de contaminación es elevado, ni siquiera crecen, por lo tanto lo más seguro es que no las extraigan. Más cosas buenas: propician la expulsión de metales pesados, radioactivos y tóxicos del cuerpo gracias a su contenido en ácido algínico; ayudan a alcalinizar la sangre (fundamental para contrarrestar los efectos ácidos de la dieta moderna, demasiado procesada); por su alto contenido en calcio, fortalecen huesos, dientes, cabello y uñas, ayudando a prevenir la osteoporosis; refuerzan y tonifican el sistema nervioso y los riñones; aportan poquísimas calorías y cero grasas, y además ayudan a disolver las grasas y depósitos de mucosidades que aparecen en el cuerpo por el excesivo consumo de carne y productos lácteos.

Full detox: Debido a su alto poder depurativo y detox, algunos tipos de algas sólo deben utilizarse ocasionalmente, no dentro de tu dieta habitual, sobre todo si toda la familia las consume (no son especialmente recomendadas para los niños). Se trata de las algas de lago, de agua dulce, auténticos medicamentos naturales entre los que se encuentran la espirulina y la clorella.

TIPOS COMESTIBLES
* Nori: Rica en proteínas y provitamina A, combina bien con alimentos fritos. De fácil preparación y versátil en la cocina, es la indispensable del sushi.

* Nishime Kombu: Aporta yodo, potasio y da sabor, ablanda y endulza. Ayuda a eliminar el colesterol y favorece el control de la presión sanguínea. Se debe remojar 5 o 10 minutos, y hervir de 15 a 20 minutos. Ideal para cocer con legumbres y cereales.

* Arame: De sabor suave, delicado sabor y textura blanda. Rica en calcio, fósforo, yodo y otros minerales, y en vitaminas A, B1 y B2. Favorece la circulación sanguínea. Antes de cocinar remojar en agua fría de 8 a 10 minutos y luego escurrir. Es deliciosa salteada con cebolla, zanahorias o tofu.

* Cochayuyo: Puede llegar a medir hasta 15 metros. Se suele consumir cocida, hirviéndola durante 15 o 20 minutos y dejándola escurrir.

* Dulse (Dulce): Es la más famosa del Atlántico Norte y se dice que la masticaban los guerreros celtas y los vikingos en sus travesías. De color rojo, es la más rica en hierro, por lo que se recomienda en casos de anemia. Cuenta con un elevado contenido en magnesio, potasio, yodo y fósforo.

* Agar-agar: Rica en fibra soluble, es una gelatina suave y nutritiva. Contiene sodio, calcio y en menor proporción fósforo, hierro y yodo. Sus grandes propiedades digestivas ayudan a eliminar residuos del estómago y del intestino. Regula el estreñimiento, es efectiva en la disolución del colesterol e ideal en dietas, por su poder saciante y su bajo aporte en calorías.

* Carragaheen: El musgo de Irlanda es muy abundante, siempre sobre superficies rocosas. Se encuentra en todas las costas atlánticas de Europa y Norteamérica. Rica en hidratos de carbono complejos, potasio y calcio.

* Espirulina: Microalga rica en proteínas y aminoácidos. Generalmente se vende en comprimidos. Es un alga unicelular que crece y se multiplica en aguas naturales de medio alcalino. Secas y guardadas en recipiente herméticos pueden durar mucho tiempo. Una vez hidratadas multiplican su tamaño, por lo que al final resultan económicas.