¿De qué debemos preocuparnos? Esto es estética dental

Maquillaje, cremas y tratamientos específicos forman parte de los cuidados que le damos a nuestro rostro, pero a veces invertimos poco en nuestra sonrisa, que además de belleza evidencia nuestra salud.

 

Imagen foto_0000002220141114081444.jpg

Por Carolina Palma Fuentealba.

Sabemos que una linda sonrisa logra resaltar nuestra belleza natural, pero lo lamentable es que muchas evitan reírse porque sus dientes están amarillos o no tienen "la forma" ideal. Lo principal es que estén sanos, y cuando tengamos eso cubierto, debemos preocuparnos por la estética dental, la que debería ser parte de tu ritual de belleza. El doctor Pablo Llorens Bullemore, de rehabilitación oral e implantología de Clínica Turó, respondió nuestras principales dudas.

 

¿IMPORTA LA SONRISA?
Estudios de la American Academy of Cosmetic Dentistry sorprendieron a todo el mundo cuando revelaron que el 80% de los encuestados encontraba que el rasgo más importante en el que se fijaban al conocer a una persona era su sonrisa.

"Esta encuesta es una realidad, puesto que la mayoría de las personas que acuden hoy al dentista exigen que sus tratamientos, además de solucionar todos sus problemas de salud, también lo hagan de forma estética", explica Llorens.

Hay que tener claro que para tener una imagen estética dento-facial, debemos buscar la armonía entre dientes-labios-encías. Todo esto cambiará tu sonrisa y, por lo tanto, tu vida. "En Chile existe una mayor tendencia por parte de las mujeres a buscar esta armonía dento-facial, pero el porcentaje de hombres que buscan este mismo concepto crece rápidamente. Las edades van desde los 15 a los 80 años. Todo el mundo busca el bienestar físico y estético".

 

PRINCIPALES PROBLEMAS ESTÉTICOS
"Los principales problemas estéticos de los chilenos están relacionados con la pérdida de algún diente. También porque presentan muchas alteraciones en la posición de estos, en la forma y tamaño de las encías (periodontitis), problemas de color debido a tinciones por tetraciclinas, té, café, vino, etcétera. Además se están viendo muchos casos relacionados con pérdida de la estructura dental producida por el bruxismo, lo que se traduce en dientes mas pequeños, más amarillos, con fracturas del esmalte y con anomalías de formas".

 

TECNOLOGÍAS PARA BLANQUEARLOS
Debemos entender que los dientes no se blanquean, ya que lo que buscamos es aclararlos, por lo tanto, devolverlos a su estado más puro y libre de tinciones.

Para el experto de Clínica Turó, la mejor tecnología es la prevención del color natural de nuestros dientes. "En la actualidad las tecnologías para clarear los dientes son en base a geles y pastas clareadoras, sesiones con luz fría de arco completo y peróxido de hidrógeno. Asimismo se pueden realizar métodos de clareamiento internos, sobre dientes no vitales, es decir, que ya tienen realizado un tratamiento de conducto, aplicando el producto por dentro del diente. Sistemas que un odontólogo tiene que evaluar y aplicar según cada caso. Dentro de las nuevas tendencias destaca el clareamiento dental láser, si bien tiene el inconveniente que al ser una luz caliente provoca sensibilidad sobre los dientes. Pero últimamente se está utilizando luz Led, que es una luz fría y reduce el riesgo de sensibilidad".

 

LAS FUNDAS
Son unas finas láminas que se colocan en la parte frontal de los dientes y nos permiten mejorar diferentes aspectos de la estética dental, tales como forma, color, posición, etcétera. Para el especialista, "el mejor tratamiento estético para el antianging o rejuvenecimiento dental, son las carillas. Con el paso de los años nuestros dientes van sufriendo un desgaste al rozar con los antagonistas. El estrés, además, provoca que muchas personas tengan el mal hábito llamado bruxismo. Este desgasta los dientes y hace que se vean especialmente cortos. Cuando un diente es corto, da la sensación de envejecimiento dental. Es por ello que las carillas dentales son la mejor solución para rejuvenecer nuestra sonrisa, porque además de alargar los dientes, nos sirven para darles forma y color".

Hasta hace unos años los sistemas de adhesión de las carillas no habían evolucionado como lo han hecho recientemente. Los actuales son absolutamente fiables y, por tanto, este tipo de productos tienen una gran resistencia a desprenderse, infinitamente mejor que hace unos años. De hecho, siempre y cuando el tratamiento esté bien diagnosticado y la técnica de colocación sea la correcta, la pérdida de una carilla es muy infrecuente.

"En Chile este tratamiento es solicitado principalmente por mujeres entre 25 a 60 años. Pero en nuestra clínica, el porcentaje de consultas masculinas por carillas llega al 40% del total. Esto refleja que los hombres buscan cada día más el rejuvenecimiento facial, y parte primordial es el rejuvenecimiento oral", expone Turó.

 

RIESGOS DEL BLANQUEAMIENTO
El sistema más común en los tratamientos de clareamiento dental es la utilización de peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno. Estos peróxidos sólo se pueden aplicar en una clínica y se activan mediante diferentes tipos de luz (láser, plasma, luz fría). Normalmente estos tratamientos van acompañados de un refuerzo que se aplica en casa durante una semana.

"En Clínica Turó utilizamos un combinado de peróxidos, dependiendo del tipo de esmalte del paciente, logrando así un mayor cambio de color y un clareamiento dental excelente, minimizando las complicaciones asociadas. Los tratamientos de clareamiento dental químico no son efectivos para todas las personas. Fumadores diarios, consumidores de 2-3 tazas de café al día, personas que tomen a menudo jugo de naranja, son ejemplos de pacientes a los cuales el blanqueamiento dental no va a funcionar correctamente", aclara.

A su vez, los pacientes con mucho desgaste dental tampoco pueden hacerse este tipo de tratamiento, por la sensibilidad que puede provocar. Pero para todos ellos existen otras alternativas, como los tratamientos de revestimiento del esmalte, carillas de porcelana o las carillas de composite.

"Los riesgos son bajos si el tratamiento es realizado por un odontólogo especialista en la materia. Lamentablemente esto no lo saben las personas, y se exponen a riesgos importantes como pueden ser pérdida de dientes, reabsorciones radiculares, úlceras en los tejidos, sensibilidad sostenida en el tiempo. Además, un punto importante es el no tener ningún tipo de restauración en la zona a blanquear, ya que se verá el diente con colores distintos", dice Pablo Llorens.

 

BLANCOS NATURALMENTE
Las frutas y verduras de textura dura y fibrosa, especialmente las manzanas, coliflor, zanahorias y apio, contribuyen a "limpiar" los dientes mientras se mastican. Además, fomentan el flujo de saliva, que neutraliza los ácidos y protege los dientes. Los productos lácteos, sobre todo los ricos en calcio y los quesos, también ayudan a mantener los dientes blancos. El ácido láctico que contienen aumenta la salivación y, a su vez, ayuda a prevenir la aparición de las caries.

¿El conocido bicarbonato de sodio? Se encuentra en muchas pastas de dientes presentes en el mercado, lo que combinado con un meticuloso cepillado, podría ser capaz de quitar algunas manchas de los dientes. Pero debemos saber que el bicarbonato de sodio es abrasivo y no se recomienda usar con frecuencia, ya que puede dañar permanentemente el esmalte de los dientes. También puede disolver fijadores de ortodoncia.