¿Sabes qué es el Test de Esfuerzo? Diez razones para hacérselo

OK, sabemos que el ejercicio es la mejor forma de cuidar el cuerpo y un método de prevención de enfermedades cardiovasculares. Pero , no es llegar y ponerse a ejercitar como loca. En ciertas situaciones es muy recomendable hacer un “check list” antes de comenzar a ejercitarse.

 

Imagen foto_0000002220140923185812.jpg

 

Vamor por lo primero. ¿Para qué sirve el Test de Esfuerzo? Primero para diagnosticar la presencia de una enfermedad coronaria; si ya fue decretada, para valorar el pronóstico de esa cardiopatía coronaria, y en tercer lugar para determinar el estado de salud de cualquier individuo, independiente de su edad, género o estado de salud. "El Test de Esfuerzo o ergometría es un examen sencillo y no invasivo que evalúa la respuesta del corazón a un ejercicio físico progresivo. Se monitoriza mediante un electrocardiograma continuo (ECG) mientras se realiza ejercicio. Normalmente el test consta de una caminata sobre una cinta (treadmill) o sobre una bicicleta estática. Los parámetros evaluados durante el examen son: isquemia miocárdica, comportamiento de la presión arterial frente al esfuerzo físico, presencia de arritmias, capacidad física, aparición de angina u otros síntomas asociados al esfuerzo físico, entre otros", explica la doctora Mónica Acevedo, cardióloga, de la Red de Salud UC CHRISTUS.

Entonces, si quieres lanzarte al ejercicio constante, sigue leyendo para evaluar si necesitas hacértelo o no.
Algunas razones que debes tener en cuenta para realizarse un test de esfuerzo:

1.- Diabetes: Esta enfermedad presenta por sí misma, un riesgo cardiovascular alto, equivalente al de una persona que ya ha tenido un infarto antes.

2.- Hipertensión: Es importante determinar si el ejercicio físico produce aumentos significativos en la presión arterial. Por ello, el test de esfuerzo es esencial para determinar si está apto para realizar ejercicio y a qué intensidad.

3.- Personas NO hipertensas, pero con antecedentes familiares de hipertensión arterial: Con el test de esfuerzo puede detectarse.

4.- ¿Sedentaria?: Un test de esfuerzo será útil para conocer su capacidad física actual, y sobre la base de esos resultados comenzar un programa de ejercicio con una intensidad adecuada y segura.

5.- Deportistas: Así podrás determinar la capacidad física máxima, lo que servirá para planificar tu nivel de entrenamiento en forma segura y acorde al rendimiento que deseas alcanzar.

6.- Fumadores: Por sí solo es un factor de riesgo cardiovascular, porque acelera la ateroesclerosis o la formación de placas de colesterol en las arterias. Es útil en este caso para determinar si se ha afectado en algún grado sus arterias coronarias cuando aumenta la exigencia física.

7.- Personas que ya tuvieron un evento coronario: Se requiere un test de esfuerzo para ingresar a un programa de rehabilitación cardiovascular, en que de acuerdo a la capacidad demostrada en el test, se realiza un plan de ejercicios.

8.- Personas con colesterol alto, o antecedente familiar de cardiopatía coronaria (infarto agudo al miocardio, by pass coronario, angioplastia coronaria, entre otros). Un test de esfuerzo sirve para determinar si hay algún grado de obstrucción de riesgo en sus arterias coronarias cuando hay mayor exigencia física, lo cual debe ser evaluado con médico.

9.- Personas que necesitan detectar arritmias (cambios en el ritmo cardíaco): Estas alteraciones se pueden detectar durante el ejercicio, porque no son evidentes en estado de reposo.

10-. Personas que han presentado dolor torácico: El test de esfuerzo permite reproducir la angina de una forma controlada y segura para poder diagnosticarla.