Bienestar

Cistitis: Lo que tienes que saber sobre esta dolorosa enfermedad y cuándo consultar

Se tiende a creer que en verano las posibilidades de contraer cistitis aumentan producto de las piscinas. Pero esto solo es un mito, ya que se trata de una enfermedad infecciosa producida principalmente por deshidratación y por aguantar las ganas de orinar. Las mujeres son las más afectadas.

 

 

Imagen foto_0000002220140224170914.jpg

Ardor al hacer pipí, sensación de pujo y ganas de ir al baño a cada rato, son algunos de los síntomas que caracterizan a la cistitis, una inflamación de la vejiga que muchos asocian al verano pero que puede ocurrir con igual frecuencia en cualquier época del año.

 

El Dr. Felipe Balbontín, urólogo de Clínica Santa María explica que el 90% de las cistitis son producidas por bacterias, por lo que es posible afirmar que son infecciones urinarias. Por lo tanto, además de los síntomas antes descritos, puede haber mal olor al orinar y a veces fiebre.

 

Esta enfermedad es muy común en las mujeres -aunque también le puede dar a los hombres-, ya que tienen una uretra muy corta lo que hace que sea más fácil para las bacterias, como el Escherichia Coli, subir por esta parte del cuerpo hasta la vejiga, pegarse a su pared y producir la infección. "Hay personas más propensas que otras a contraer este mal, pero generalmente se da con mayor frecuencia en quienes ya han iniciado su vida sexual", cuenta el especialista.

 

Los principales factores que influyen en contraer esta patología son:

· Poca ingesta de agua: tomar abundante líquido es necesario para limpiar al organismo de toxinas.

 

· Estitiquez: deposiciones que permanecen en el intestino suelen tener una carga alta de bacterias.

 

· Aguantarse las ganas de orinar: estar mucho rato sin ir al baño no es bueno, ya que la orina estancada en la vejiga está más propensa a producir bichos.

 

Aunque su causa principal es por bacterias, también hay otros factores que pueden producir esta patología, como tener una cistitis intersticial (simula una infección pero solo se trata de una inflamación de la vejiga) o por la radiación de un cáncer cervicouterino.

 

¿Cuándo consultar?

Si hay molestias al hacer pipí que duren más de 24 horas, la persona debe consultar con un médico. Si la cistitis se vuelve crónica o difícil de curar, se debe recurrir a un urólogo, ya que esta enfermedad mal tratada puede terminar en una pielonefritis (infección al riñón).

 

Antes de iniciar el tratamiento, es necesario realizar un examen de orina (urocultivo) para saber cuál es la bacteria que está provocando la infección. Por lo general, se deben administrar antibióticos y, aunque las molestias desparecen a las 24 horas, se deben tomar por siete días.

 

"Lo más importante para prevenir una cistitis es el recambio de orina de la vejiga, lo que se consigue tomando mucho líquido, especialmente en verano en que la deshidratación es más frecuente", explica el Dr. Balbontín.

 

Otros consejos

· Orinar después de tener relaciones sexuales.

· Mantener buenos hábitos de higiene.

· Estar constantemente hidratándose.