Retención de líquidos: cuándo es señal de que algo anda mal en el organismo

Disminuir el uso de sal en las comidas, descansar diariamente ocho horas en posición horizontal y realizar actividad física a diario son algunas formas de evitar la retención. Su aparición puede estar vinculada a problemas al riñón y corazón, entre otros.

 

Imagen foto_0000002220140121180608.jpg

 

Tener la cara hinchada al despertar, sensación de pesadez en las piernas o complicaciones para usar anillos porque no entran en los dedos, son algunos de los signos de la retención de líquido. Se trata de una situación que puede considerarse normal en algunas personas, sin embargo, también hay casos en que se presenta como síntoma de enfermedades asociadas.

 

Para conocer las principales causas de esta irregularidad, el doctor Humberto Sotomayor, médico internista de Clínica Vespucio, comenta sus características y formas de tratamiento.

 

Muchas mujeres adultas sufren de hinchazón de pies y manos sin razones aparentes. "Es importante no dejar pasar esta situación ya que la retención de líquido funciona como un aviso o síntoma de que algo sucede en su organismo", explica el especialista.

 

"La retención se produce por un desequilibrio en los niveles de líquido intracelular (en las células), intravascular (en vasos sanguíneos) e intersticial (en tejidos blandos)", aclara.

 

El origen de esta situación tiene diversas causas, entre las que destacan:

 

-Viajes largos en avión, bus o auto. Estar sentado por horas con los pies hacia abajo genera presión en las extremidades inferiores provocando la hinchazón.

 

-El efecto vasodilatador del calor excesivo y las quemaduras solares.

 

-Permanecer de pie por mucho tiempo.

 

-Razones hormonales la hacen más frecuente durante el embarazo y la menstruación.

 

-La obesidad. El incremento de peso y grasa corporal genera aumento de este líquido.

 

En el momento en que la hinchazón se vuelve notoria para otras personas, es recomendable consultar al médico. "Presentar exceso de orina con idas recurrentes al baño en la noche es una de sus señales, por ello es fundamental indagar en la causa por la posible vinculación con otras enfermedades como problemas al riñón, insuficiencia cardíaca, complicaciones hormonales o trastornos venosos de las piernas", detalla el doctor Sotomayor.

 

Según el internista de Clínica Vespucio, algunas recomendaciones para evitar la retención de líquido son:

 

-Mantener un peso adecuado.

 

-Descansar ocho horas diarias en posición horizontal.

 

-Disminuir el uso de sal en las comidas.

 

-Realizar actividad física a diario.

 

-Consumir frutas y verduras.

 

-En caso de presentar alguna enfermedad asociada, controlarla por medio del especialista que corresponda.