Los platos veraniegos que más engordan: siete recomendaciones para consumirlos sin culpa

Son simplemente exquisitos y muchas personas esperan que llegue el verano para poder consumir estas preparaciones durante las vacaciones.

 

 

Imagen foto_0000002220140116115638.jpg

 

Pero si bien su sabor nos tienta siempre, lo cierto es que también tienen un aporte calórico muy superior a las comidas caseras más comunes y por lo mismo podemos caer en la trampa de los kilos, logrando que las vacaciones se traduzcan en rollitos y grasa que no quisiéramos tener.

Es por eso que, con la ayuda de la nutricionista y terapeuta integral del Spa Mundo Curvas, Andrea Traba, realizamos la lista de los platos más "peligrosos" y tentadores del verano, sus calorías, y las siete recomendaciones para consumirlos sin culpa.

Pastel de Choclo: Este plato, en una porción pequeña, suma 358 calorías, sin contar las que aumenta si se le agrega pollo u otros ingredientes no considerados en la preparación original. Si a eso le sumamos la cantidad de azúcar que muchos le echan al comerlo, ya tenemos más de 500 calorías en una sola porción. Y dinos la verdad ¿te comes sólo una?

Mote con huesillo: Suma 427 calorías en un solo vaso, contando un huesillo o dos pequeños, dos cucharadas colmadas de mote y mucha azúcar. Y esto muchas veces es sólo el postre, no un almuerzo.

Pan amasado: Es lo más rico para los desayunos, principalmente en el campo y muchas veces la tentación nos impide comer solo uno. Suma a eso además, el hecho de que en todos los restaurantes de los lugares de veraneos, sirven este rico pan como acompañamiento en los almuerzos. Bueno, para que lo pienses dos veses, te contamos que cien gramos de pan amasado, equivalente a una porción, cuenta con nada menos que 429 calorías. Imagina si comes dos, o si además lo acompañas con una rica mantequilla.

Humitas: Tienen menos calorías, sólo 200 en una porción pequeña. Pero ¿realmente somos capaces de no consumir dos o tres? Súmale también el azúcar, si es que te gustan así.

Porotos con mazamorra: Otra exquisitez que nos encanta, pero la verdad es que un plato regular suma 390 calorías.

 

"Teniendo en cuenta los ingredientes de estos platos veraniegos, la acumulación de grasa está localizada en la zona abdominal, caderas y piernas en algunos casos fisiológicos", señala Andrea Traba, quien agrega que de todas formas es imposible privarse de estos ricos platos y más aún si estamos en época de vacaciones, por lo tanto, entregó algunas indicaciones para compensar la ingesta de estas calorías.

1. Comer raciones más pequeñas de alimentos calóricos y acompañarlos con abundante ensalada para conseguir una sensación de saciedad.

2. Compensar las comilonas con días de ayuno intermitente, o consumo de menos calorías los días posteriores a ella.

3. Realizar mayor actividad física para quemar las calorías ingeridas demás. Ya que si bien las vacaciones son para comer cosas ricas, también se puede realizar mayor actividad física que compense esta ingesta excesiva.

4. Siempre es importante una ingesta abundante de líquidos, para que haya un funcionamiento corporal correcto de metabolización de grasas.

5. Realizar preparaciones caseras, puede ayudar a controlar que los ingredientes sean de menor contenido calórico.

6. Hacer ingestas cada 3 a 5 horas nos ayudará a mantener lejos la ansiedad, subir la velocidad metabólica y manejar mejor la producción de insulina. Los horarios son también importantes para nuestro cuerpo.

7. Evitar comer estos platos calóricos por la noche.

"Debemos tener en cuenta que si no nos cuidamos y tenemos una dieta contínua con este tipo de alimentos calóricos, podemos subir hasta 5 kilos en tres semanas, por eso es importante cuidarse", comenta la nutricionista del Spa Mundo Curvas.

De todas formas, explica, existen soluciones para todo tipo de personas, para lo cual es necesario un asesoramiento personalizado dietético, que puede ser mucho más exitosa con la ayuda de la auriculoterapia, para controlar la ansiedad y la excreción corporal, la fitoterapia y diferentes dietas, como por ejemplo la dieta del genotipo.

"Esta última, es una de las dietas de moda más exitosas que existen basada en el grupo sanguíneo y la información genética de cada paciente. Lo más importante de la dieta del genotipo, es que más que una dieta es un hábito de vida, que no sólo nos ayudará a mantener nuestro peso ideal, sino también a prevenir enfermedades a futuro. Además aporta para reducir la grasa ya localizada y modelar el cuerpo con masajes reductivos, criolipólisis, plataforma vibratoria y además tratamientos para atacar la celulitis y la flacidez corporal".

Y si leíste esta nota, puedes escribir a contacto@mundocurvas.cl y pedir una evaluación nutricional y de adelgazamiento totalmente gratuita y partir tranquila a tus vacaciones o si ya regresaste, eliminar de forma rápida y efectiva, los kilos que ganaste al no poder evitar la tentación.