Dolor como síntoma versus dolor crónico: reconoce cuándo estás frente a un mal mayor

El dolor es un síntoma de alerta que nos avisa que algo puede estar mal. Al mismo tiempo, constituye uno de los motivos más frecuentes de consulta médica. Pero cuando persiste por más de tres meses, pese a los intentos médicos por disminuirlos, el síntoma pasa a ser una enfermedad: dolor crónico. El tema será abordado en el próximo Congreso Chileno de Anestesiología, se realizará desde el 21 al 23 de noviembre, en Santiago.

 

 

Imagen foto_0000002220131119182457.png

 

Sentir dolor puede ser de gran ayuda para detectar algún problema de salud. Es una de las causas más frecuentes de consulta médica, por lo mismo, es uno de los síntomas que más moviliza al paciente para encontrar su origen y solución. Sin embargo, cuando el dolor persiste más de tres meses -que es el límite considerado aceptable- se denomina dolor crónico.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tema del dolor ha ido cobrando cada vez más fuerza. Primero, en relación al manejo del dolor producto del cáncer y luego en lo que se refiere al manejo del dolor crónico no oncológico, para lo cual se consideró necesario que sea tratado por un equipo multidisciplinario.

La Dra. Maritza Velasco, miembro de la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACh), afirma que el dolor crónico es un síntoma persistente que provoca otros problemas como alteraciones en la funcionalidad, en la concentración, en el sueño y en el ánimo, entre otros. "Todo ello va sumándose a un conglomerado de otros síntomas, por lo que el dolor crónico se convierte en una enfermedad propiamente tal", explica.

La Dra. Maritza Velasco comenta que el manejo del dolor, en general, queda en manos de equipos de profesionales especialistas, tales como médicos, psicólogos, kinesiólogos, entre otros. En relación a los médicos que componen estos equipos, los anestesiólogos juegan un rol fundamental ya que cuentan con las destrezas necesarias para realizar los procedimientos de bloqueos nerviosos y bloqueos de neuroeje, entre otros procedimientos. Para manejar el dolor crónico es necesario trabajar en equipo, lo que facilita la realización de tratamientos multidisciplinarios.

 

De 1 a 10, ¿cuánto le duele?
Resulta primordial hacer un buen diagnóstico del dolor, ya que de esta forma se puede hacer un esquema para el tratamiento. Se debe hacer una evaluación multidimensional, considerando aspectos psicológicos y físicos. Para esto último es necesario saber de qué tipo de dolor se trata: dolor nociceptivo (a nivel de piel, articulaciones, músculos o vísceras), dolor neuropático (dolores neurálgicos que se siente como corrientes u hormigueo, lo cual es muy distinto a los dolores musculares), entre otros.

Para determinar el tipo de dolor, es importante que el paciente sea capaz de describirlo, lo cual no siempre es fácil. Para ello, los profesionales de la salud tienen diferentes técnicas como, por ejemplo, ponerle nota al malestar lo que ayuda a distinguir su intensidad. Además, se le formulan ciertas preguntas para determinar las características del dolor. Luego de ello, se hace una aproximación terapéutica que puede incluir medicamentos analgésicos, y/o bloqueos nerviosos diagnósticos o terapéuticos. Dependiendo del paciente, se indica ayuda de psicoterapia y también puede ser útil la indicación de técnicas complementarias como reiki, acupuntura o técnicas de relajación.

 

Técnicas intervencionistas
Una de las formas de tratar el dolor es mediante técnicas intervencionistas. "Se efectúan bloqueos nerviosos con anestésicos locales y corticoides periféricos o centrales, bloqueos del neuroeje , bloqueos simpáticos , uso de equipos de radiofrecuencia o sistemas más sofisticados, como por ejemplo, técnicas implantables de liberación de medicamentos o electroestimuladores medulares que se colocan a nivel de las vías del dolor en la médula espinal, entre otros. El intervencionismo es muy específico, por esta razón, muchos anestesiólogos se dedican al manejo del dolor", agrega.

Durante el XLI Congreso Chileno de Anestesiología, organizado por SACh y que se realizará desde el 21 al 23 de noviembre, en Santiago, el tema del dolor será abordado en profundidad por el Dr. Harald Breivik, profesor de Anestesiología de la Universidad de Oslo, Noruega. También se referirán a este tema los médicos especialistas procedentes de España, Dr. Javier de Andrés y Dr. José Cid.

El programa del congreso está disponible en http://www.anestesiachile2013.cl/es/programa.php