¿Los Niños Pueden Consumir Endulzantes? Termina con los mitos y toma una decisión

Muchos mitos rondan acerca del consumo de endulzantes y más aún si quienes van a ingerirlos serán nuestros niños. Por esta razón, la pediatra nutrióloga de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Alexa Puchi, nos entrega los principales lineamientos sobre el tema.

 

 

Imagen foto_0000002220131010174555.png
Imagen: Getty

Los edulcorantes o endulzantes no calóricos son una opción a incorporar en la dieta, con la potencial ventaja de proveer agradable dulzor sin contribuir a la ingesta calórica. Sociedades científicas reafirman que éstos son seguros, mientras su consumo se dé dentro de los niveles de ingesta diaria establecidos por las agencias reguladoras.

 

Debido a estudios limitados en los niños, la Academia Americana de Pediatría no tiene recomendaciones oficiales con relación al uso de edulcorantes no calóricos, considerando que no debieran formar parte significativa de la dieta en los niños.

 

"No existen edulcorantes específicos para adultos o niños. Para cada uno de los tipos comercializados se han establecido las dosis seguras de consumo (expresadas como ingesta diaria aceptable o admisible-IDA-, típicamente 100 veces menor que la dosis observada como causante de toxicidad en animales), expresadas en mg por kg de peso", puntualiza la especialista de Clínica Ciudad el Mar. Dentro de los edulcorantes aprobados por la FDA y disponibles en nuestro mercado se encuentran: sacarina de sodio, ciclamato de sodio (aprobado en Europa, por no en EE.UU), aspartame, sucralosa, acesulfamo de potasio y stevia (a diferencia de los anteriores, es un edulcorante natural).

 

Su uso específicamente para niños se ha establecido como seguro, mientras se encuentre dentro del rango IDA. Sin embargo, es difícil precisar cuál es la ingesta exacta a diario, debido a que las cantidades no están claramente establecidas en todos los alimentos, particularmente en las bebidas. "Otro problema asociado es que se ha observado que alimentos endulzados de esta forma desplazan el consumo de alimentos saludables, como agua, leche o frutas. Además, análisis de estudios realizados a lo largo del tiempo en niños y adolescentes, muestran resultados contradictorios, sin poder concluir claramente que favorezcan la ganancia de peso, pero tampoco que ayuden a su disminución", aclara la Dra. Puchi.

 

En vista de lo expuesto y sumado a su experiencia profesional, la pediatra nutrióloga de CCdM, Dra. Alexa Puchi, señala que "la sugerencia es consumir alimentos que contengan edulcorantes con moderación en niños por sobre edad escolar, es decir, mayores de seis años. Antes de esta edad, si bien no está contraindicado, es preferible consumirlos sólo de manera excepcional." La especialista recomienda máximo dos porciones de alimentos al día que contentan edulcorantes, en menores de 8 años, aumentando luego a máximo de 3 porciones diarias en edades posteriores.

 

"Actualmente, es muy frecuente el consumo de jugos, bebidas y aguas edulcoradas en nuestros niños; esta práctica me parece desaconsejable, recomendando, en cambio, la ingesta de agua pura y de alimentos endulzados de manera natural, como las frutas. Una vez más se hace evidente lo crucial de una alimentación balanceada incorporando los alimentos en su forma más natural y menos procesada posible", concluye la especialista.