Diabetes gestacional: los riesgos del mal que afecta a un 10% de las embarazadas

Actualmente, esta patología afecta a cerca del 5-10% de las embarazadas, siendo el grupo más propenso las mujeres obesas, o aquellas con algún antecedente familiar de diabetes. Durante el embarazo, algunas mujeres manifiestan una resistencia a la acción de la insulina, producto de las hormonas secretadas por la placenta.

 

Imagen foto_0000002220130605182722.jpg

 

Esta insulinoresistencia, normal en el embarazo, es transitoria y no provoca mayores efectos en el proceso de gestación. Sin embargo, existen pacientes con factores de riesgo tales como sobrepeso, obesidad y antecedentes familiares de diabetes, el nivel de alteración de los niveles de glucosa en la sangre es mayor, desencadenando la diabetes gestacional.

 

"En general, se trata de un trastorno benigno, si se le compara con otras patologías propias del embarazo. Sin embargo, está absolutamente demostrado que si no es tratada, puede afectar, tanto al crecimiento del feto, como a la salud de la madre a futuro", señala el Dr. Marcelo Rodríguez, ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar.

 

Esta patología puede traer complicaciones tanto al hijo como a la madre. En los primeros produce un aumento considerable del peso de nacimiento, lo que puede producir traumatismos durante el trabajo de parto. Además,  la maduración pulmonar en estos niños está algo más retrasada, por lo que son más propensos a desarrollar "Síndrome de Dificultad Respiratoria" al nacer. Por otro lado, los especialistas señalan que si bien las mujeres que padecen esta enfermedad se recuperan completamente después del parto, de igual manera presentan un mayor riesgo de desarrollar diabetes a futuro.

 

"No existe un rango etario para padecer esta enfermedad. Incluso, se han registrado casos en pacientes con embarazo adolescente. Básicamente depende de la presencia de factores de riesgo", explica el Dr. Rodríguez.

 

El tratamiento consta de dos partes: Uno es el régimen dietético, el cual debe ser indicado por un especialista, y el otro es el tratamiento farmacológico, en el que el medicamento más utilizado es la insulina.

 

"En el tratamiento, se privilegia el método que tiene que ver con la dieta de la paciente. El 80% de las mujeres, logra normalizar sus niveles de glicemia con este régimen, pero en los casos en que el tratamiento dietético no da rasultado, se debe iniciar tratamiento con insulina, la cual es suspendida en el posparto", concluye el especialista.