Síndrome del Túnel Carpiano: cómo evitar que el computador cause estragos en tus muñecas

Este mal es una de las llamadas “enfermedades del nuevo siglo”, principalmente por las causas que la producen, ligadas, en gran medida, a excesivas horas de trabajo frente a un computador.

 

 

Imagen foto_0000002220130528182424.jpg
Imagen: Getty

El Síndrome del Túnel Carpiano no sólo es sufrido por oficinistas y aficionados a la computación, sino también por quienes practican deporte (ciclistas, basquetbolistas, etc.), o por los que  disfrutan de realizar actividades manuales de forma constante, por ejemplo tejer.

 

Este malestar se produce al aumentar la presión dentro del compartimento flexor poco extensible de la muñeca, donde se origina falta de irrigación del nervio mediano (isquemia neural), provocando los síntomas característicos en la mano.

 

El doctor Rodrigo Rivera, Traumatólogo de Clínica Vespucio, afirma que este mal afecta principalmente a mujeres de entre 30 y 40 años, siendo éstas tres veces más susceptibles de padecer el síndrome que los hombres.

 

El especialista explica que los síntomas son dolor en las manos, principalmente en la zona del pulgar, dedo índice, dedo medio y anular. "El malestar se produce principalmente durante la noche, es común que quienes sufren esto despierten a causa del dolor. También se asocia a esto el adormecimiento de la mano y hormigueo, lo que se conoce como parestesia", afirma el doctor.

 

El diagnóstico del síndrome se realiza una vez verificados los síntomas y se confirma con un examen especial, llamado electromiografía que consiste en ver la densidad de conducción de los nervios.

 

El especialista afirma que el tratamiento depende del tiempo de evolución del malestar. "Recién comenzado es con analgésicos, posteriormente se utilizan algunas órtesis que mantienen en extensión la manos durante la noche. Cuando está avanzado se realiza una intervención quirúrgica la que consiste en hacer una liberación del túnel carpiano".

 

El doctor afirma que no está comprobado que la temperatura influya directamente en el padecimiento de este mal, pero que sí es usual que el frío aumente los síntomas.

 

Recomendaciones

-Hacer pausas cada dos horas de 15 minutos aproximadamente

 

-Realizar extensión de los dedos y muñecas

 

-Tener elementos ergonómicos adecuados si se trabaja en escritorio