¡Se acabó el descanso! Dieta post vacaciones para despedir a los kilos ganados

Para decir adiós a esos kilitos adquiridos en las vacaciones, nada mejor que una dieta que permita desintoxicar el organismo. A continuación, algunos consejos y un menú, a modo de guía.

 

Imagen foto_0000002320130225111214.jpg

Si durante las vacaciones le diste un descanso al régimen de alimentación saludable, ahora que has regresado a tu rutina es bueno que lo retomes. Te sentirás mejor y, además, podrás deshacerte de esos kilitos que ganaste en tu período de descanso.

En el sitio dietasinfo.com, nos entregan una serie de buenos consejos para tener en cuenta a la hora de iniciar un régimen alimenticio post-vacaciones.

Lo primero, dicen, es hacer un buen desayuno, seguido de 4 o 5 comidas ligeras en el día. No "picar" fuera de estas comidas. Consumir al menos 2 frutas (no jugos) y 2 raciones de verduras (una cruda) al día. Evitar el tabaco y el alcohol, y hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio moderado.

Las frutas y las verduras son los alimentos esenciales para una dieta post-vacacional: gran fuente de antioxidantes (vitamina E, carotenos, vitamina C, licopeno, zinc, selenio), que estimulan el sistema inmunológico y retrasan el envejecimiento. Entregan energía sin aportar kilos…

El aceite de oliva también es recomendado. Su alto contenido de vitamina E y ácidos grasos monoinsaturados ayudan a reducir el colesterol.

Los lácteos deben ser descremados. Se pueden admitir 2 o 3 raciones por día, sobre todo por su contenido de calcio de fácil absorción. El yogur aumenta las defensas y favorece la digestión: tomar 1 al día. Limitar el consumo de quesos, o elegir los menos grasos.

De carnes, pescado y huevos, se puede ingerir 2 porciones diarias. Preferir los pescados, por su riqueza en ácidos grasos esenciales (Omega 3), que protegen contra enfermedades cardiovasculares. Las carnes recomendables son las partes magras de la ternera y el cerdo (solomillo, lomo); pollo sin piel y conejo. Cocinarlas a la plancha es lo ideal.

Pan, pasta, arroz, papas: hay que incluir una pequeña ración en cada comida. Siempre es mejor la variante integral.

Ahora, si lo que buscas es un menú de rápida acción, mira el que te proponemos a continuación.

Sigue > >