¿Ya subiste muchos kilos? Te mostramos el menú ideal del verano para eliminar calorías

En ocasiones, los chilenos esperan con ansias el verano sólo para poder comer alguno de los alimentos estivales, pero es necesario no volverse loco ingiriendo estos productos en exceso.

 

 

Imagen
Imagen: Getty 

Hay alimentos que sólo llegan a nuestra mesa durante el verano. Sandia, melón, duraznos, choclo, las tradicionales humitas y los porotos granados, son algunos de ellos. Al momento de consumirlos en época estival, es importante tener algunas consideraciones alimentarias y conocer los beneficios de frutas, verduras y platos preparados típicos de la estación.

 

En ocasiones, los chilenos esperan con ansias el verano sólo para poder comer alguno de los alimentos estivales, pero es necesario no volverse loco ingiriendo estos productos en exceso. Grace Arratia nutricionista de Vidaintegra asegura que "es recomendable consumir preparaciones de la estación como parte de una alimentación equilibrada y variada. Es importante tener horarios establecidos durante las vacaciones y no omitir el desayuno, el almuerzo o la cena".

 

Las frutas que se consumen en verano se caracterizan por ser de variados colores y sabores. Es así como podemos distinguir las de tonalidades rojas o anaranjadas que aportan caroteno (vitamina A) y los frutos de sabores cítricos que están asociados a un alto aporte de vitamina C. Ambas sustancias tienen propiedades antioxidantes, lo que contribuye a disminuir la oxidación y el envejecimiento celular.

 

"Muchos de los alimentos típicos de la época estival también son ricos en hidratos de carbono, por lo que es importante considerar que consumir en exceso frutas y platos preparados, como es el caso de las humitas y el pastel de choclo, pueden aportarnos más calorías de las que necesitamos y así aumentar el peso corporal", explica la especialista de Vidaintegra.

 

Necesidades del organismo en verano

Durante todo el año, es sumamente importante tener una alimentación variada y equilibrada. En verano, a las consideraciones antes mencionadas, es necesario sumar la ingesta de productos ricos en antioxidantes y el consumo de líquido, debido a que las personas están más expuestas a la radiación solar en esta época del año. Es por eso que la recomendación principal es aprovechar la estación e ingerir frutas y verduras como tomates, zanahorias, frambuesas, papayas, mango, frutillas, uvas, arándanos, entre otros.

 

Finalmente, la nutricionista Grace Arratia sugiere tres menús diferentes y porciones recomendadas de frutas y verduras para disfrutar de las comidas típicas del verano sin tener que preocuparse por los kilos de más:

Menú 1:

Entrada: Abundante ensalada de lechuga con tomate

Plato de fondo: 1 porción moderada de pastel de choclo

Postre: 1 taza de melón trozado

 

Menú 2:

Entrada: Ensalada de apio con pimiento rojo

Plato de fondo: Porotos granados

Postre: 1 durazno

 

Menú 3:

Entrada: Crema fría de tomate

Plato de fondo: Tortilla de lechuga con guiso frio de habas y choclo

Postre: 1 racimo pequeño de uvas

 

Porciones:

· Uvas: 10 unidades

· Sandia: 1 taza (cortada en cubos)

· Melón: 1 taza (cortada en cubos)

· Piña: tres cuartos de taza

· Chirimoya: un cuarto de unidad

· Choclo y legumbres: tres cuartos de taza