¿Quieres que tu corazón lata en San Valentín? Diez tips para cuidarlo

Un estilo de vida sana y una adecuada alimentación, son indispensables para cuidar la salud cardiovascular. En sólo 10 “tips” te enseñamos lo necesario para lograrlo.

 

Imagen

 

El 14 de febrero es una fecha en donde muchas personas celebran junto a sus parejas el "Día de los Enamorados", una instancia en la que el corazón es el protagonista indiscutido. Pero más allá de las dolencias amorosas, no debemos olvidar que este órgano vital para el funcionamiento de nuestro organismo está expuesto a múltiples enfermedades, por lo que debemos cuidarlo de distintos factores que pueden dañarlo gravemente.

"Las enfermedades cardiovasculares constituyen la mayor tasa de morbilidad y mortalidad en Chile. Además, si se agrupan todas las patologías del aparato circulatorio -cardíacas y cerebro vasculares-, corresponden a la primera causa de muerte en nuestro país, incluso por sobre el Cáncer", explica el Dr. Rubén Lamich, Jefe de Cardiología de Clínica Santa María.

Sin embargo, es posible prevenir la aparición de estas enfermedades considerando las siguientes recomendaciones entregadas por el especialista.

1. No Fumar: El tabaquismo es uno de los factores de riesgo más importantes a la hora de hablar de enfermedades cardiovasculares.

2. Controlar la hipertensión: Si sufres de presión arterial alta debes controlarla en forma regular con un especialista y restringir el consumo de sal en las comidas. De no ser así, estarás más expuesto a sufrir complicaciones.

3. Evitar el colesterol alto: Puede duplicar el riesgo de enfermedades al corazón, ya que se va depositando en las paredes de las arterias hasta obstruirlas.

4. ¡Cuidado con la Diabetes!: Debe ser controlada por un médico para evitar la hiperglucemia -cantidad excesiva de glucosa en la sangre-.

5. Conocer los antecedentes familiares: Si tienes algún familiar directo que padezca o haya sufrido alguna enfermedad cardiovascular, debes controlarte con un especialista, puesto que hay una mayor probabilidad de sufrir estas patologías que una persona sin antecedentes.

6. Hacer actividad física: La falta de ejercicio regular, al menos tres veces a la semana, aumenta las posibilidades de tener problemas cardiovasculares. Si eres sedentario, es el momento de un cambio de hábitos

.
7. Mantener un peso adecuado: Una dieta abundante en grasas y carnes rojas no sólo aumenta los niveles de colesterol malo (LDL), sino que también produce sobrepeso y Obesidad -uno de los factores de riesgo más prevalentes en nuestro país -.

8. Consumir una dieta rica en frutas, verduras y granos: Se recomienda el consumo de frutas y verduras crudas, ya que mejora la calidad de vida y disminuye las posibilidades de sufrir este tipo de enfermedades. Las legumbres -lentejas, porotos o garbanzos-, son indispensables en la dieta, ya que ayudan a mantener controlado el nivel de colesterol sanguíneo.

9. Mientras más natural, mejor: Los alimentos que son sometidos a procesos de refinamiento no son recomendables, debido a que ese tipo de azúcares y grasas aceleran la obstrucción de las arterias del corazón.

10. Hacerse un chequeo médico anual: Se recomienda realizar un control médico anual para prevenir estas enfermedades o pesquisarlas a tiempo.