¡Adiós a la flacidez! Descubre los secretos de la dieta reafirmante

Con el fin de combatir la flacidez, en brazos, piernas, barriga y trasero, necesitas no sólo mantaner bien hidratada la piel de estas zonas, sino también una alimentación adecuada y un plan de ejercicios indicado para tonificar.

 

Imagen foto_0000002320130208110238.jpg

Para ser bellas, hay que ver estrellas, dice una frase popular, pero esto no siempre es cierto. En esta oportunidad, y en todas las que tengan que ver con nuestra salud y nutrición, la frase sería que para estar bella hay que comer bien.

La nutricionista colombiana Ligie Correa es consciente de que comer bien tiene un significado diferente para cada persona. Es cuestión de personalizar la dieta de acuerdo a los requerimientos de nuestra salud.

Pero, también es consiente de que en el caso de la flacidez, lo más importante es mantener nuestra piel hidratada, luminosa y firme. Y luego sí, llevar la alimentación adecuada para evitar que la piel 'caiga' por la acción del tiempo, especialmente en brazos, barriga, trasero y piernas.

Causas

Una de las causas de la flacidez es la pérdida de colágeno y elastina, sustancias que se encargan de dar tonicidad y firmeza a la cara y al cuerpo, y cuya producción disminuye con el paso de los años. Pero también influyen otros factores y uno de ellos es la mala alimentación.

Las proteínas le dan firmeza a la dermis, y muchas veces no las consumimos porque tenemos la idea errada de que aumenta nuestro peso. Lo ideal es comerlas con abundantes verduras verdes, las que además aportarán fibra.

Debemos tener en cuenta también que cualquier cambio brusco de peso, provocado a veces por dietas excesivas, puede traer como consecuencia una pérdida de tonicidad y un 'descolgamiento' de la piel, al igual que una dieta abundante en grasas e hidratos de carbono provoca una consistencia 'fofa'.

Alimentación

Primero que todo, se recomienda que estén presentes en la dieta diaria un mínimo de alimentos que posean antioxidantes, como las frutas cítricas y el pescado, y beber bastante agua.

Siendo así, lo segundo en lo que debemos apostar es en las proteínas, que encontramos en carnes rojas (elige los cortes magros), pollo, pechuga de pavo, pescados, huevos, quesos, leche y yogur descremados. También los garbanzos, porotos, soya y lentejas poseen proteínas, además de lisina y prolina.

El yogur tiene bacterias probióticas que ayudan al intestino a funcionar mejor, dejando la piel más bonita y saludable.

Sigue > >