Conoce la "Dieta Flash" que han utilizado más de 30 millones de personas

Este médico advierte claramente que este régimen, basado en ingerir una mayor cantidad de proteínas y en suprimir los azúcares y las grasas en su fase inicial, para que el organismo queme así las grasas del propio cuerpo, se debe hacer siempre “bajo la batuta de un director de orquesta”, afirma el experto.

 

 

Imagen foto_0000002220130206191333.jpg

Las personas con una obesidad severa tienen en la "Dieta Flash" una vía para encontrar solución a su problema. Con esta "dieta proteinada" ya han adelgazado más 30 millones de personas en todo el mundo. Nos informa el doctor Manuel Jiménez Ucero.

 

Este médico advierte claramente que este régimen, basado en ingerir una mayor cantidad de proteínas y en suprimir los azúcares y las grasas en su fase inicial, para que el organismo queme así las grasas del propio cuerpo, se debe hacer siempre "bajo la batuta de un director de orquesta", afirma el experto.

 

UNA DIETA PARA UN ADELGAZAMIENTO RÁPIDO

Esta es una entrevista al especialista: 

– ¿Esta dieta está prescrita solo para problemas serios de obesidad?

– Por supuesto. Con ella se logra adelgazar entre 10 y 30 kilos en tres o cuatro meses, con resultados espectaculares, como una notable mejoría de la salud del paciente y de sus constantes vitales.

 

-Y. además, parece una dieta rápida…
-Si se sigue bien, permite adelgazar unos diez kilos en el hombre y entre seis y ocho kilos en la mujer durante el primer mes.

 

-Parece ser que ahora están de moda las "dietas proteicas"….
– Bueno, bueno, ya hace 35 años que el doctor Blackburn, de la Universidad de Harvard, determinó la cantidad exacta de proteínas que necesitaba el ser humano para proteger su masa muscular en una dieta de proteínas.

 

-¿Y en qué consiste?
-En su primera fase, en reducir la ingestión de azúcares por debajo de los 50 gramos al día, una ausencia total de grasas y un correcto aporte de proteínas para el mantenimiento de la masa muscular.

 

-¿Por qué hay que reducir el azúcar y los alimentos que lo contienen?
-Porque, cuando inicias cualquier dieta de adelgazamiento, el organismo consume en primer lugar las reservas de azúcar depositadas en forma de glucógeno en el hígado, el bazo y los músculos: es la reserva natural de energía que tiene el cuerpo para quemar, si le hace falta.

 

-¿Y que pasa si no se se suministran?
– Cuando el cuerpo ha consumido todos los azúcares, que es lo que tiene más fácil, inicia la combustión de las grasas en reserva, con lo que se empieza a adelgazar y el cuerpo produce acetona.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA CETOSIS

– Pero siempre nos habían alertado que la acetona no era buena para el organismo…

-Es cierto que el paciente puede notar debilidad, jaquecas o dolores musculares durante los primeros tres días, pero se le pasa rápido, y sus ventajas son enormemente superiores a sus inconvenientes.

 

-¿Qué suele recetar el médico en esos primeros días?
– La subida de acetona en la sangre provoca su eliminación por la orina, con un incremento de la diuresis y un arrastre de iones minerales, por lo que el médico prescribirá la ingestión de 1,5 litros de agua al paciente y le dará un aporte de minerales necesarios para evitar estas carencias.

 

-¿Y eso es bueno?
– La cetosis moderada es un instrumento muy útil en el régimen de adelgazamiento, ya que la acetona produce un efecto importante en la reducción del apetito, hace desaparecer la ansiedad típica de otras dietas y produce un estado de bienestar en el organismo.

 

-¿Y cómo repercute en la pérdida de peso?
-En esta etapa estricta, que pude oscilar entre una semana y un mes, se pueden llegar a perder hasta dos terceras partes del total del peso sobrante, con lo que el estímulo y la alegría del paciente es evidente al observar los resultados obtenidos.

 

– ¿Qué peligro puede conllevar en el organismo el aumento de proteínas?
-Ninguno, porque los actuales regímenes nunca exceden el aporte de la cantidad de proteínas que necesita una persona para vivir sin pérdida de la masa muscular. Y ello equivale, aproximadamente, a entre 1 y 1,5 gramos por kilo de peso y día, que es la cantidad recomendada por la OMS.

 

Sigue > >