¿Tienes pensado dejar de fumar? Te mostramos 15 beneficios que podrías obtener

Las nuevas restricciones al consumo de tabaco en bares y restaurantes pueden ser un buen motivador para dejar definitivamente el cigarrillo. Conoce las ventajas que tiene para tu salud tomar esta decisión.

 

Imagen
Imagen: Getty

 

El cigarro trae múltiples daños a nuestro organismo, siendo el Cáncer de Pulmón una de las principales consecuencias de este hábito. Sin embargo, más allá de los efectos nocivos que tiene fumar ¿sabes qué ocurre en nuestro cuerpo cuando dejamos de hacerlo?

El médico broncopulmonar de Clínica Santa María, Pedro Peña, explica que dejar de consumir tabaco tiene importantes beneficios para la salud, tanto para la capacidad respiratoria como para eliminar la tos del fumador, el mal aliento, el color amarillo de los dientes y la sequedad de la piel.

"No solo se deja de estar sometido a una adicción, sino que la mejora en la salud general es tan notoria que es poco probable que alguien se arrepienta de dejar el cigarrillo", explica el especialista.

El Dr. Peña explica que para dejar esta adicción no basta con utilizar parches o chicles de nicotina ni consumir medicamentos que ayudan a eliminar el deseo de fumar, sino que se requiere un enfoque multidisciplinario.

"En el Programa Antitabaco de Clínica Santa María apoyamos al paciente desde el punto de vista médico y psicológico, ya que, por ejemplo, una persona que sufre trastornos del ánimo no responderá de igual forma a la ausencia de nicotina y requerirá más apoyo", finaliza el especialista.

Entre los beneficios de dejar de fumar se encuentran:
1. Los niveles de monóxido de carbono y oxígeno se normalizan pasadas 8 horas desde el último cigarrillo, lo que permite una mejor oxigenación pulmonar y que la respiración sea más profunda.

2. En solo 1 semana mejora tu sentido del gusto y el olfato.

3. Aumenta la capacidad física y hay menos cansancio al realizar actividad deportiva pasados entre 1 y 3 meses.

4. La función pulmonar mejora un 30% en solo 3 meses.

5. En 12 semanas tus pulmones han recuperado la capacidad de purificarse. Los bronquios se limpian, disminuyen las secreciones, entra y sale el aire que respiramos con más facilidad

 

6. Mejora el drenaje bronquial y se reduce el riesgo de infecciones pasados 1-9 meses.

7. En 1 año el riesgo de enfermedades cardíacas se reduce a la mitad.

8. Se reducen los catarros y molestias de garganta.

9. Menor riesgo de trombosis o embolias cerebrales.

10. Ya no tendrás mal aliento

11. Desaparece el color amarillento de manos y uñas.

12. Mejorará la hidratación de la piel. Tendrá menos arrugas.

13. Desaparece la tos matutina.

14. Evitarás una posible contracción de bronquitis crónica.

15. Después de 5 años sin fumar se iguala el riesgo de padecer cáncer de pulmón al de los no fumadores.