Por qué es importante que aprendas a dejar el pasado atrás

El pasado no te define, sólo te bloquea

Las despedidas son duras y dejar aquello que alguna vez te hizo feliz puede ser más difícil que nada. Incluso aquello que te lastimó o te impactó de forma negativa, parece ocupar un espacio importante, difícil de borrar.

Es tan fácil aferrarse a las cosas y a las personas que pasan por nuestra vida pero no es sano. Hay que aprender a despedirse de todo lo que ya no es bueno para ti.

Aprende a decir adiós a las personas que no proporcionan ningún tipo de calidad sobre quién eres; de los escépticos que no creen en lo que eres capaz de hacer, de los pesimistas, los egoístas, los arrogantes y los que mienten.

Deja atrás a los que plantearon dudas venenosas en tu mente porque no querían que avanzaras o que te plantearas metas ambiciosas. Deja ir a aquellos que han sido una competencia negativa y que se nutren de tus fracasos más allá de alentarte a levantarte.

Pero también aprende a dejar ir tus errores y desilusiones. Tus demonios son capaces de derrumbarte más allá de lo que otros pueden hacerlo. El pasado puede retenerte en la vida, dañar tu presente y arruinar tu futuro.

Olvídate del pasado para liberarte del gran peso que cargas sobre los hombros.

No tienes el poder para cambiar lo que ya pasó. Nadie puede cambiar el pasado. Lo que está hecho está hecho; no puedes volver y cambiar la situación. Lo único que puedes hacer es aceptarlo, aprender de él y seguir adelante.

Perdónate a ti misma y a los demás. No pierdas tus preciosos minutos pensando en los eventos pasados. La vida es tan corta como para quedarte estancada en los recuerdos; es seguro que tienes cosas más importantes en las que pensar y muchos objetivos por lograr. Céntrate en ellos.

Despídete de esa sombra que te agobia. Vivir en el pasado es un estilo de vida cómodo que te impide ver al frente. Libérate de los malos hábitos y de las creencias que te limitan.

Eres la única que tiene el poder de crear cómo vives tu vida. Date la oportunidad de ser feliz, recuerda que eres lo suficientemente fuerte como para superarlo.

Cuando vives a diario en un pasado doloroso, estás viviendo en la oscuridad y la única que puede sacarte de eso eres tu. Trabaja en tu relación contigo misma. Tu pasado no te define a ti ni a tu futuro.

Te recomendamos en video