Uso de máquinas que reciclan botellas y dan dinero se extiende en el mundo

Reducir el consumo de plástico y reciclar correctamente las botellas, se ha convertido para la mayoría de los alemanes una prioridad en su vida y una buena noticia para el medio ambiente.

¿Y si la “basura” de tu casa te proporcionara descuentos en tu próxima compra en el supermercado? En Berlín, Alemania, la idea ya es una realidad desde hace mucho tiempo – y es un gran éxito que se extiende en todo el mundo.

Reducir el consumo de plástico y reciclar correctamente las botellas, se ha convertido para la mayoría de los alemanes una prioridad en su vida y una buena noticia para el medio ambiente.

Ya es común en los países europeos que los ciudadanos vayan a los supermercados con sus botellas de plástico o latas de aluminio para obtener descuentos en el valor final de su compra. Solo entre 2017 y 2018, el uso de máquinas recicladores ecológicas reportan un aumento del 45% en el viejo continente.

Lo que ya es muy normal en Alemania se ha extendido a otros 38 países o regiones del mundo, entre ellos, Noruega, Dinamarca, Suecia, Suiza, Islandia, Finlandia u Holanda.

Los productos embotellados se venden por unos céntimos más, de esta manera solo pagan quien no recicla, “el que contamina paga”. Sin embargo, se devuelve el valor al consumidor en forma de descuento cuando los deposita en los contenedores para su reciclaje.

El intercambio se realiza en una máquina instalada en el propio supermercado o de forma artesanal en los comercios más pequeños.

Al meter la lata de aluminio o la botella de plástico en la máquina del supermercado, lo primero que hace es identificar el tipo de envase y comprueba que pertenece al sistema alemán de depósito mediante un sensor.

Si es correcto, puede ser un recipiente de un solo uso (para reciclar) o de múltiples usos (para lavar y reutilizar).

La máquina se traga el envase vacío, compacta el material e imprime un cupón descuento para el cliente o entrega monedas si así lo desea para que lo utilice en la compra de otros productos. Todo un ingenio.

Al respecto, los estudios indican que incentivando a los usuarios con este tipo de recompensas se consigue un éxito de recuperación de materiales para reciclaje que supera al 90%.

Te recomendamos en video: