Diseñan mini turbina que genera electricidad de las olas y protege las costas

Las turbinas de cinco aspas se inspiran en su forma en las aletas de un delfín.

Obtener energía de una fuente limpia e inagotable y, al tiempo, proteger la línea de costa y a los animales marinos. Es lo que ha conseguido un equipo de investigadores japoneses con una nueva mini turbina que, de instalarse en solo el 1% del litoral de Japón, no solo contribuiría a paliar su erosión, sino que podría generar la energía equivalente a diez centrales nucleares (unos 10 gigavatios).

Las turbinas de cinco aspas se inspiran en su forma en las aletas de un delfín y se sumergirían frente a estructuras tetrápodas de cemento y rompeolas, con los que contribuirían para proteger la costa de la erosión.

TURBINAS QUE PROTEGEN LA COSTA Y GENERAN ELECTRICIDAD El profesor Tsumoru Shintake, de Okinawa Institute of Science and Techology Graduate University (OIST), anhela un futuro limpio, asequible e impulsado por energía sostenible. Originario del campo del acelerador de alta energía, en 2012 decidió buscar nuevos recursos energéticos: el viento y el sol se exploraban en profundidad, pero se movió hacia el mar. "Usar solo el 1% de la costa del Japón continental puede generar unos 10 gigawats [de energía], lo que equivale a 10 centrales nucleares", explica el profesor Shintake. "Eso es enorme." Para abordar esta idea, los investigadores del OIST lanzaron el proyecto The Wave Energy Converter (WEC) en 2013. Implica colocar turbinas en ubicaciones clave cerca de la costa, como tetrápodos cercanos o entre arrecifes de coral, para generar energía. Cada ubicación permite que las turbinas estén expuestas a las condiciones ideales de las olas que les permitan no solo generar energía limpia y renovable, sino también ayudar a proteger las costas de la erosión a la vez que son accesibles para aquellos con fondos e infraestructura limitados. Las turbinas de cinco aspas están construidas para resistir las fuerzas que se les imponen durante las duras condiciones de las olas, así como el clima extremo, como un tifón. El diseño del aspa y los materiales están inspirados en las aletas de los delfines: son flexibles y, por lo tanto, pueden liberar el estrés en lugar de permanecer rígidos y romperse. La estructura de soporte también es flexible, "como una flor", explica el profesor Shintake. "El tallo de una flor se dobla contra el viento", y así también las turbinas se doblan a lo largo de sus ejes de anclaje. También están diseñados para ser seguros para la vida marina circundante: las aspas giran a una velocidad cuidadosamente calculada que permite que las criaturas atrapadas entre ellas escapen. #desarrollosostenible #desarrollosustentable #energialimpia #energiasostenible #TURBINAS #COSTA #ELECTRICIDAD #TsumoruShintake #Okinawa #Japon #Japan #OIST #WEC #energiacinetica #rompeolas #vidamarina #TheWaveEnergyConverter #gigawats Más información en https://goo.gl/8zhdGv

A post shared by ROLTECDS (@tecds) on

Energía de las olas

Al mismo tiempo, las turbinas estarían ubicadas de la forma idónea para maximizar la captación de energía de las olas, además de estar cerca de la costa y de aprovechar infraestructuras preexistentes, lo que reduciría los costos y facilitaría las labores de supervisión y mantenimiento.

“Sorprendentemente, el 30% del litoral japonés está cubierto por tetrápodos y rompeolas”, apunta el profesor Tsumoru Shintake, responsable de este proyecto del Okinawa Institute of Science and Techology Graduate University (OIST).

Turbinas inteligentes

Apuntó el experto, si estas estructuras se reemplazaran por otras “inteligentes” a las que se sujetasen las turbinas, “generarían energía y ayudarían a proteger las costas”.

Shintake aseguró que los equipos transforman la energía cinética de las corrientes marinas en electricidad apta para su uso en tierra firme. Para ello, las turbinas de 0,7 metros de diámetro rotan con el movimiento de las olas sobre su eje. Este, a su vez, está unido a un generador gracias al que la energía captada se convierte en electricidad.

Las mini turbinas son flexibles y a prueba de fuertes tempestades. Se instalan con gran facilidad, incluso en arrecifes de coral, donde no generan impacto visual alguno. La tecnología no ocasiona daños a las especies marinas que habitan en las proximidades de la costa. Se ha calculado cuidadosamente la velocidad de rotación de las aspas y las mismas no generan impacto en las especies.

Te recomendamos en video: