5 formas de tomar control de tu vida cuando sientes que todo va cuesta abajo

Es normal sentir como si de repente tu cuerpo hace un corto circuito y que hagas lo que hagas, nada sale como lo planeas. pero la vida hay que vivirla

Cuando sientes que todo va mal con la vida, debes recordar que siempre hay un rayo de esperanza en las pequeñas cosas. Es normal sentir como si de repente tu cuerpo hace un corto circuito y que hagas lo que hagas, nada sale como lo planeas. Pero si algo puedo asegurarte es que estás justo donde se supone que debes estar en tu vida. La frustración y la tristeza son normales cuando las cosas se derrumban frente a tus ojos y sé que desearías que las cosas fueran diferentes. Sé que te preguntas una y otra vez qué podrías haber hecho si te hubieses enfrentado de otra forma a las circunstancias, pero ni modo, así pasaron y as están las cosas pero no puedes quedarte en el "qué pasaría si". Es ahora cuando debes tomar las riendas de tu vida otra vez y re dirigir tu camino. No dejes que el estrés y la ira bloqueen el paso. Estas 5 cosas te ayudarán a comenzar.

1. Despiértate temprano

Despertarse temprano puede parecer una misión imposible, pero es una gran manera de tomar el control de tu vida. Deja de postergar tus alarmas y disfruta cómo el sol te despierta por la mañana. Uno desperdicia mucho tiempo por la mañana, envuelto en las sábanas. Se vale tomarse un día de descanso absoluto pero si estás en un momento difícil en tu vida, lo mejor es salir de la cama temprano y salir a correr, meditar o tomar un buen desayuno.  Ah sí, y deja tu celular. Revisar tus redes sociales a primera hora es lo peor que puedes hacerle a tu estado de ánimo.

2. Deja las cuentas claras y sé más decisiva

No dejes que la gente te pase por encima. Responsabilizar a sus amigos y familiares por sus acciones puede ser difícil pero tienes que enfrentarlos ante aquello que te molesta que hicieron. Tampoco debes temer a que te rechacen o te hagan el feo, es importante que sepan que tienes voz y voto. Esto aplica con tu familia, amigos y compañeros de trabajo. Obliga a las personas en su vida a practicar el respeto y la integridad. En el momento en que comiences a tomar esas pequeñas cosas un poco más en serio, estarás mucho más a cargo de tu vida.

3. Comparte tus opiniones

Tus opiniones son importantes, y si comienzas a compartirlas, estarás encaminándote a tener presencia en donde sea que te encuentres. A veces te da nervios que los demás se molesten y a veces soportas una situación en lugar de ser honesta con cómo te sientes. Sí, hay momentos en que puede ser mejor que guardes tus pensamientos para ti, pero en otros, es importante ser parte de la conversación y no siempre pasar a un segundo plano. ¡Hazte notar!

4 Siéntete cómoda estando sola

Te parecerá cursi y probablemente un pequeño cliché, pero sentirte cómoda con lo que eres es esencial para tomar las riendas de tu vida. Anímate a viajar sola o simplemente ve a tu restaurante favorito y siéntate sola. Nadie te va a ver extraño. En el momento en que encuentres esa confianza, serás imparable. De vez en cuando es importante estar en contacto contigo misma para saber lo que necesitas y quieres de la vida. De lo contrario, solo estás haciendo elecciones basadas en lo que todos los demás piensan, serás conformista y perderás de vista tus objetivos.

5. Conoce (y créete) tu valor

¡Deja de dudar de ti misma! Lo peor que puedes hacerte es chantajearte. Darte valor es una de las claves para tener el control en tu vida. Debes saber lo que te mereces cuando se trata de tus relaciones y amistades, y no tener miedo de esperar que las personas en tu vida mejoren tus estándares. Sin mencionar que debes hacer para ti, cosas que te hacen feliz. No dejes que tus propios sueños te intimiden.

 

Te recomendamos en video