¿Mamá mal humorada? Puedes estar padeciendo de ira postparto

La ira también es considerada un síntoma de la depresión postparto

mamá con ira postparto

Si estás experimentando unas terribles ganas de discutir todo el tiempo y  vas por ahí con el ceño fruncido a pocos días de haber dado a luz, quizás podrías estar padeciendo de ira: un síntoma de la depresión postparto.

Ser madre conlleva a experimentar una serie de emociones comunes como la expectativa, el amor y la alegría.

Pero, en ocasiones las mamás también son agobiadas por la ansiedad, el temor y la tristeza: síntomas asociados a una clase de trastorno denominado depresión postparto.

Sin embargo, estudios recientes de la Universidad de Columbia Británica hicieron un interesante hallazgo relacionado al comportamiento de las nuevas mamás.

Se trata de una combinación de sentimientos y alteraciones en el estado anímico de las madres, que daba lugar a un estallido de manifestaciones.

Entre las más frecuentes de estas expresiones destacan las de impotencia, decepción, déficit de apoyo e inconformismo entre las expectativas de ser madre y la realidad.

Depresión Postparto

Atención postparto a tiempo

La ira es un sentimiento que hace parte de las emociones humanas, y cuya manifestación entra dentro de las expresiones consideradas como sanas, entre las personas.

Pero lo cierto es que hasta no hace mucho, la ira era considerada poco usual y hasta socialmente inaceptable en las madres.

En entrevista para Motherly, la consejera profesional, Carolyn Wagner, definió cómo identificar una probable 'rabia postparto'.

“Estoy hablando de una ira abrumadora. Una ira tan intensa que parece que ni siquiera debería llamarse simplemente ira. Es la clase que se acerca sigilosamente a ti y, antes de que te des cuenta, estás explotando”.

Lo importante, de acuerdo a los expertos, es no subestimar esta conducta, reconocer las posibles alteraciones en tu estado de ánimo y buscar ayuda profesional.

Actualmente, muchos son los médicos calificados para tratar este tipo de trastornos que deben ser atendidos a tiempo, por el bienestar de la mamá y de su bebé.