¿Cuál es la forma correcta de esterilizar los biberones del bebé? Te lo contamos

Para mantener la higiene del bebé no basta con bañarlos y cambiarles la ropa continuamente es también necesario mantener limpios sus objetos de uso diari

Para mantener la higiene del bebé no basta con bañarlos y cambiarles la ropa continuamente es también necesario mantener limpios sus objetos de uso diario, incluyendo los biberones, los chupetes.

La mejor forma de higiene es a través de la esterilización de los objetos pues, hasta los tres meses del bebé no basta con solo lavar, para garantizar la higiene, sino que también es preciso esterilizar los biberones y demás objetos, puesto que las defensas inmunitarias de los niños todavía no están totalmente desarrolladas y se correría el riesgo de contraer infecciones intestinales, con los consiguientes vómitos, diarrea y fiebre.

“El agua y el jabón son fundamentales para mantener limpios los objetos del bebé porque las últimas investigaciones explican que eliminan el 99% de las bacterias. Es importante que a estos componentes no se les agregue cloro pues no se conoce la medida exacta y no produce ningún efecto o es excesivo y puede acumularse en el objeto”, destacó la doctora Delimar Tello.

La especialista precisa que el mejor método para esterilizar es a través del agua caliente.

“Vapor de agua, es ideal y lo más seguro, el uso de esterilizadores de microondas es poco efectivo y aún se estudia su verdadera efectividad”, dijo Tello

Métodos para esterilizar biberones

Los métodos para esterilizar biberones, chupetes, etc. son fundamentalmente dos:

– Hay métodos que aprovechan el poder desinfectante del calor.

– Otros métodos utilizan agua fría en la que se disuelven algunas sustancias químicas antibacterianas (¡absolutamente inocuas!) que se disuelven en el agua.

Ahora bien antes de esterilizar es importante que la persona realice los siguientes paso para que se logre una correcta higiene y el bebé se encuentre fuera de peligro por bacterias.

-Lavarse las manos, pues las manos de la madre o cuidador principal pueden convertirse en puente de infecciones. De hecho si la ropa no está limpia es recomendable cambiar de atuendo.

Antes de utilizar el método de esterilización es preciso lavar los instrumentos que utilizarás para la esterilización con agua caliente y jabón. Igualmente lavar los objetos para quitarle los residuos. Enjuagan los objetos con agua corriente. Debes saber que el látex se vuelve opaco después de la esterilización y tiende a deformarse, sobre todo, si se trata con métodos de calor.

Importante: Si el método de esterilización fue correcto entonces los objetos pueden permanecer a temperatura ambiente durante varias horas, dando que los gérmenes presentes en el aire no son capaces de provocar infecciones.

Te recomendamos en video: