Imagen de un caballito de mar aferrado a un limpiador de oídos alerta sobre la enfermedad de los océanos

Puede sonar trillado, pero es cada vez más grave el daño que ocasionan las toneladas de desechos que cada año van a parar a los océanos.

Puede sonar trillado, pero es cada vez más grave el daño que ocasionan las toneladas de desechos que cada año van a parar a los océanos. Y  lo peor es que  no solo la fauna marina está afectada, los seres humanos están enfermándose gracias a los desechos lanzados a los océanos.

Este viernes 8 de junio se conmemora en todo el mundo el Día de los Océanos, una ocasión propicia para reflexionar sobre los efectos generados por la disposición inadecuada de los desechos plásticos y todo tipo de desperdicios que van a parar a los mares del planeta.

¿Por qué debemos tomar consciencia sobre las amenazas que enfrentan los océanos?

"Porque son el verdadero pulmón del mundo y porque son fuente de alimento vital para millones de personas alrededor del planeta", respondió a Nueva Mujer, Diego Díaz, director regional para las Américas de la ONG Vitalis.

El fotógrafo marino Justin Hofman tomó la sorprendente imagen de un caballito de mar aferrado a un limpiador de oídos. Esto fue lo que escribió:

Es una foto que desearía que no existiera, pero ahora sí quiero que todos la vean. Lo que comenzó como una oportunidad para fotografiar a un lindo y pequeño caballo de mar se convirtió en uno de frustración y tristeza cuando la marea entrante trajo innumerables pedazos de basura y aguas residuales. Este caballito de mar se desplaza a lo largo con la basura día tras día mientras navega las corrientes que fluyen a lo largo del archipiélago de Indonesia. Esta foto sirve como una alegoría para el estado actual y futuro de nuestros océanos. ¿Qué tipo de futuro estamos creando? ¿Cómo pueden tus acciones dar forma a nuestro planeta?

 

It’s a photo that I wish didn’t exist but now that it does I want everyone to see it. What started as an opportunity to photograph a cute little sea horse turned into one of frustration and sadness as the incoming tide brought with it countless pieces of trash and sewage. This sea horse drifts long with the trash day in and day out as it rides the currents that flow along the Indonesian archipelago. This photo serves as an allegory for the current and future state of our oceans. What sort of future are we creating? How can your actions shape our planet?
.
thanks to @eyosexpeditions for getting me there and to @nhm_wpy and @sea_legacy for getting this photo in front of as many eyes as possible. Go to @sea_legacy to see how you can make a difference. . #plastic #seahorse #wpy53 #wildlifephotography #conservation @nhm_wpy @noaadebris #switchthestick

A post shared by Justin Hofman (@justinhofman) on

Cada año al menos 8 millones de toneladas de plásticos van a parar al océano, lo que equivale a arrojar el contenido de un camión de basura al océano cada minuto. A este ritmo e el océano tendrá más plásticos que peces para 2050.

Te recomendamos en video: