El síndrome del salón de belleza puede terminar en un derrame cerebral

Neurólogo habla sobre el síndrome del derrame cerebral en el salón de belleza.

Visitar el salón de belleza deber un momento para relajarse, sin embargo, algunos procedimientos pueden poner en riesgo la salud y causar el llamado síndrome del salón de belleza, que incluso puede desencadenar en un derrame cerebral.

Uno de los padecimientos que una persona puede sufrir luego de una visita al salón de belleza es un derrame cerebral luego de un lavado de cabello. Médicamente se conoce como la disección de la arteria vertebral por hiperextensión del cuello, también conocida como síndrome de derrame cerebral en salón de belleza, esto podría ocurrir después de haber recibido el servicio de lavado de cabello en un salón de belleza.

¿Cómo ocurre?

Cuando el cuello está hiperextendido sobre el borde del lavabo para aplicar el champú, la presión y/o movimientos parecidos a latigazos, en su cuello, podrían ocasionar un desgarre en la arteria vertebral, que suministra sangre a su cerebro. Este hecho también puede suceder con otras acciones como estornudar, toser, vomitar, pintar un techo y practicar yoga.

Sobre el tema, Nueva mujer conversó con la neuróloga Rosalinda Márquez, quien puntualizó que desde el punto de vista médico el derrame es que se rompe (hemorragia o derrame) o se tapa una arteria que se llama isquemia. Entonces el caso puntual de ese tipo de lesión el nombre clínico es disección de la arteria vertebral, que puede ser por múltiples causas, pero que en caso del lavado de cabello en el salón de belleza puede deberse por la hiperextensión del cuello o al movimiento brusco del cuello o sacudidas de la cabeza que pueden estar causadas o no en un salón de belleza”.

“Al haber ese mecanismo en la arteria ocurre una disección arterial, osea que las capas más internas de las arterias las cuales tienen tres capas, las dos capas más profundas se van a erosionar y van a crear como un falso flujo, a través de la arteria va un flujo normal, en la pared de la arteria puede haber una separación de las capas y ahí en esa separación se va a acumular sangre y esa sangre va a favorecer la producción de coágulos o trombos que pueden subir a la circulación cerebral y ocasionar que se tape la arteria produciéndose un ACV de tipo isquémico. De acuerdo a la arteria que se tape el paciente tendrá múltiples manifestaciones”, expresó la neuróloga

Aseguró la especialista que este síndrome no se ve mucho en pacientes jóvenes, se habla de que puede verse más en la sexta y séptima década de la vida y que el hecho de que el paciente tenga factores asociados como arterioesclerosis (se forman placas de grasa en esas internas de la arteria) va a tener mayor predisposición al que no tena este padecimiento.

La neuróloga presenta las siguientes recomendaciones para evitar este tipo de síndrome:

Vida más saludable, incluye alimentación balanceada y ejercicio continuo.

Evitar alimentos y estilos de vida que puedan generar hipertensión o diabetes.

Controlar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Evitar el cigarrillo y el alcohol para evitar la formación de grasa en las arterias.

“Es más fácil que una persona que tenga sus arterias tapadas haga una disección de esas dos últimas capas, con arterias limpias es más difícil presentar este tipo de situaciones médicas”, dijo la doctora.

Márquez también hace un llamado a las personas que realizan el lavado de cabeza en los salones a que deberían tratar a las personas con cuidado y no de forma brusca.

Algunos han sugerido que podría ser de utilidad agregar una gruesa capa de toallas, para apoyar su cuello y reducir la hiperextensión.

Con información de Mariana Tello

Te recomendamos en video: