Síndrome de la cama vacía: el mal de las que sienten soledad a pesar del éxito

Esa maldita sensación de desprotección, tristeza y soledad por dormir sola

Quizás estés en un punto de tu vida en el que todo va viento en popa en el trabajo, con tus proyectos y tu cuenta de banco pero cuando llega la hora de ir a la cama, te das cuentas de que de pronto te incomoda el espacio vacío a tu lado. Es decir, cuando piensas que estás bien con tu soledad, el vacío te pega cual bate de beisbol.

Aunque desde niñas nos enseñaron a dormir solas en nuestra cama, a muchas nos llega un momento de la vida en el que deseamos compartir ese sagrado espacio con alguien mas. No necesariamente en un sentido sexual, sino en uno en el que buscamos sentirnos protegidas, amadas y acompañados por alguien especial. Así que cuando eso no pasa, la cama puede ser un lugar muy vacío y desolado; no importa cuan bien estés en el día, la noche se llena de pensamientos masoquistas.

Se trata de un fenómeno conocido como Síndrome de la cama vacía, el cual tiene que ver con la sensación de desprotección, tristeza y soledad, asociado al hecho de dormir sola.

Aunque suene ridículo (y cliché), la culpa de esta sensación la tienen las películas que insisten que el estado perfecto y natural para alcanzar la felicidad es la compañía de otro. Es por ello que muchas mujeres, sobre todo entre los 30 y 40 años de edad, independientemente de sus logros profesionales o intelectuales, sienten un impulso incontenible y una necesidad latente de vivir en pareja y de formar una familia como símbolo tangible e irrefutable de haberse realizado en la vida.

Por eso, sin importar los logros profesionales o intelectuales, viven la soltería como una especie de castigo divino.

Pero esta situación tiene también que ver con el rol que la mujer tiene actualmente, donde ya no  se rige por el papel de esposa y madre que se desvive por el hombre. Aún dentro de todo el rol de mujer fuerte e independiente, existe cierto malestar en torno al tema de la soledad.

Es algo frecuente tras una ruptura o separación, incluso cuando llevas un tiempo soltera.  ¿El problema? La cama es un lugar sagrado donde nos mostramos en nuestro punto más vulnerable y compartirlo es un paso enorme. Al marcharse el otro desaparece la seguridad, la realización y el reconocimiento, dando paso a la inseguridad.

Nadie quiere sentirse solo pero tampoco debes torturarte por ello. 'La cama vacía' es toxicidad emocional pura que no sólo atormenta tus emociones, sino que también provoca trastornos del sueño, ansiedad y desórdenes depresivos. Eso es mucho peor que la soledad en sí.  Date la oportunidad para conectar con tu libertad y tus deseos más recónditos.

Estás teniendo gran éxito en tu vida, piensa en tus proyectos y concéntrate en concretar tus planes. Conecta con tus necesidades y no antepongas códigos familiares y culturales a tus deseos. Tampoco te dejes llevar por el qué dirán.

Aclarar tu mente llevará tiempo. Nada sucede de la noche a la mañana; sé paciente. Sé paciente contigo misma y con tu progreso. Sé amable con tu corazón.

 

Te recomendamos en video