¿Consumes mucho arroz? Comienza a reducirlo pues es más peligroso para la diabetes que el azúcar

La investigación indicó que cada plato de arroz blanco que se come en un día, regularmente aumenta el riesgo de diabetes en un 11% entre los asiáticos.

Si eres de las que come mucho arroz, debes comenzar a reducirlo, pues un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, publicado recientemente en el Britis Medical Journal, reveló que comer arroz es más peligroso para los diabéticos que el azúcar.

La investigación indicó que cada plato de arroz blanco que se come en un día, regularmente aumenta el riesgo de diabetes en un 11% entre los asiáticos.

El Dr. Fred Williams, Consultor de Endocrinología del Columbia Asia Hospital Whitefield reveló detalles sobre el estudio: "Fue un metaanálisis de 4 estudios diferentes. La conclusión fue que el consumo de arroz se asoció con un mayor riesgo: 1 porción regularmente equivale a aproximadamente 11% de aumento en el riesgo. Reducir la ingesta de arroz es definitivamente recomendable”.

Muchos estudios en el pasado han reiterado que los asiáticos son muy propensos a enfermedades como la diabetes.

El problema con las comidas asiáticas típicas es que es muy rico en carbohidratos. Por lo tanto, la proporción de carbohidratos debe restringirse en la comida y el tipo de carbohidratos consumidos debe tener un índice glucémico bajo (es decir, granos integrales en lugar de arroz blanco pulido).

"Los asiáticos tenemos un código genético para estar predispuestos a la obesidad / diabetes que los caucásicos. Además, no es solo el arroz blanco almidonado, todo es correcto, desde harina procesada hasta azúcar, todo refinado debido a estilos de vida occidentalizados, aumenta el azúcar en la sangre, lo que aumenta aún más la respuesta a la insulina ", dice Mihira Khopkar, nutricionista clínica y deportiva y fundadora de MARK.

Durante un tiempo, el páncreas se agota con la liberación continua de insulina y comienza a producir menos de lo necesario; al mismo tiempo, las células también comienzan a formar una resistencia a la insulina debido a los azúcares altos continuos.

Te recomendamos en video