10 cosas por las que todas las mujeres nos avergonzamos (y no deberíamos)

Es momento de romper con los tabúes que nosotras mismas nos imponemos

Como mujeres, hemos recorrido un largo camino en cuanto darnos a respetar y destronar eseel llamado "patriarcado" que tanto se ha impuesto frente a nosotras. Disfrutamos sobresalir y demostrar que no estamos aquí para seguir lo que nuestros ancestros dijeron que debíamos hacer; que tenemos derecho a ganar más que un hombre o que no existe tal cosa como el sexo débil o fuerte.

Pero reconozcámoslo señoritas: somos muy buenas para echarnos la culpa cuando se trata de todas las cosas que hacemos, o no hacemos, o consideramos hacer, o dudamos o no seguimos de principio a fin. Es momento de detenernos y pensar, ¿realmente tenemos que sentirnos avergonzadas por nuestra forma de actuar? No y tampoco tenemos que catalogarnos entre nosotras basándonos en nuestras decisiones y formas de vivir.

Aquí están 10 ejemplos de todo aquello por lo que nos sentimos avergonzadas y no deberíamos por nada en el mundo.

Estar soltera

Que tu vida sea un éxito no depende de si tienes pareja o no. Qué más da si tu prima ha durado más de 3 años con su novio o si tu amiga de la secundaria que jurabas se quedaría soltera acaba de anunciar su boda en Facebook. Tienes todo el derecho a no querer estar con alguien y no tienes por qué sentirte fracasada si no ha llegado alguien a tu vida (por más que lo quieras). Nadie tiene por qué presionarte y menos tú misma.

Las estrías y celulitis

Dejemos de darle una mala imagen a las estrías y celulitis. Todas las tenemos, algunas más marcadas que otras pero es tiempo de entender que no son más que marcas de que has vivido, ni siquiera las celebridades se libran de estos enemigos estéticos. Son tan naturales como tener tetas o vagina.

Estar "en tus días" 

Es momento de dejar de avergonzarnos por estar en "esos días". Es más, debemos dejar de avergonzarnos de la palabra MENSTRUACIÓN. Las bromas y memes en torno a ello no son divertidos, pero el morbo que existe en nuestra cultura insiste en hacerlos y ha tenido gran culpa de que muchas mujeres se sientan avergonzadas de su propio ciclo. Si te manchaste o si tienes unos cólicos de espanto y no puedes mover un dedo por el dolor o la incomodidad, no pasa nada. El mundo debe entender que es algo natural y parte de ser mujer.

 

Estar sin maquillaje

El maquillaje no es más que una imposición en los estándares de belleza de la sociedad. Ninguna nacimos con maquillaje así que ¿por qué pensar que eso es más natural que un rostro sin él? Así que no te avergüences si un día andas de "cara lavada" o si prefieres un labial neutro que un rojo chillante.

La edad

Por alguna razón todas nos hemos sentido avergonzadas de decir cuántos años cumplimos cuando llegamos a cierta edad. ¿Por qué cuando cumplimos 10 años lo decimos con emoción y cuando llegamos a los 30 con tristeza? ¿Por qué cumplir años se vuelve más trágico que nada? Dejemos de avergonzarnos por tener 20, 30, 40 o 50 años, ¡al contrario! Los años son experiencias vividas y lecciones aprendidas. Mejor, hagamos que valga la pena llegar hasta ahí.

Estar enamorada

El amor parece haber perdido ese sentimiento de que todo es perfecto y hermoso, algo que todos desean en la vida. Antes, estar enamorado lo era todo y ahora, parece haberse convertido en objeto de burla. No tiene nada de malo creer en él. Es momento de dejar de avergonzarnos por lo que sentimos. Algunas personas realmente se enorgullecen de ser una "persona sin emociones" porque no quieren o simplemente no han sentido el deseo de enamorarse. Pero si de repente surge, sienten que es el fin del mundo y que se están auto traicionando. El amor no es para "débiles y sensibles". ¡No hay por qué sentir vergüenza!

Querer tener hijos y casarte

Así como estamos aprendiendo a aceptar a las que no quieren casarse o tener hijos, también hay que respetar a las que sí quieren una o ambas cosas. No tiene nada de malo seguir creyendo en el ideal de familia. Si eres una de ellas, no te sientas fuera, ni tampoco te avergüences de decirlo.

Tener mucho sexo

Aquí entran los argumentos infinitos y los dobles estándares. Los hemos escuchado todos; que el cuerpo "s un templo2, que hay que llegar "virgen hasta el matrimonio", que "no con cualquiera" … Pero también existen aquellas que tienen varias parejas, que tienen mucho sexo y que incluso es algo que disfrutan y aún así tienen mucho respeto por sí mismas y su cuerpo. Si se protegen y no lo hacen para complacer a nadie más, ¿a quién debemos juzgar? Jamás te avergüences de ser una mujer muy sexual.

No priorizar el sexo o querer esperar a tenerlo con el indicado 

Por alguna razón también se considera desviado cuando una persona "no tiene sexo" o "no quiere tenerlo a cierta edad". La edad promedio para perder la virginidad suele ser entre los últimos años de la adolescencia y los primeros 20 años. Si todavía eres virgen en tus últimos 20 años es un poco raro y mientras más tiempo pase, más triste es tu caso ¿Pero por qué? El sexo es una decisión personal que no le concierne a nadie en el mundo más que a ti. Si esperas algo o alguien para tenerlo, está bien. No tienes nada de qué avergonzarte.

Dar pecho en público.

Es cierto que esto cada vez hay más apertura en torno a esto pero seamos honestas, aún hay muchos tabúes en torno al tema. Esto hace que muchas sean señaladas y peor aún, que muchas se sientan avergonzadas de hacerlo. Si tú quieres amamantar a tu bebé ¡hazlo donde quieras y cuando debas hacerlo!, al fin y al cabo es algo de lo más natural.

Te recomendamos en video