La conmovedora historia de superación de una modelo desfigurada en incendio

Turia corría en el maratón Racing the Planet el 2 de septiembre de 2011.

Hace casi siete años que Turia Pitt, una australiana de 30 años, volvió a nacer. Tenía 23 años cuando quedó atrapada en un incendio forestal que le ocasionó profundas quemaduras en más de 65% de su cuerpo.

Turia corría en el maratón Racing the Planet el 2 de septiembre de 2011. Ese día marcó un viraje total en su vida como deportista y modelo.

Turia lo tenía todo. Se había graduado como ingeniera de minas, tenía una relación estable. La vida le sonreía.

Belleza

En su sitio web se reseña que Turia fue sacada en un helicóptero del remoto desierto apenas viva, con quemaduras de todo el grosor en 65 por ciento de su cuerpo. “Turia ha prosperado y ha triunfado sobre la adversidad”, subraya el sitio.

Turia perdió siete dedos, soportó seis penosos meses en el hospital, se sometió a más de 200 operaciones y pasó dos años en recuperación. Sobreviviendo a abrumadoras contrariedades, Turia reconstruyó su vida y desafió todas las expectativas puestas en ella. Ella es una prueba viviente de que, con la mentalidad correcta, realmente podemos lograr cualquier cosa, subraya su página.

Durante todo ese proceso su novio entonces Michael, le pidió matrimonio. Hace poco recibieron la bendición de ser padres de un hermoso bebé.

“Cuando me miro en el espejo, veo a la chica hermosa que Michael ve porque al igual que Michael, sé que la belleza viene de dentro y lo que realmente importa es lo que somos, no lo que parecemos”, ha expresado Turia al hablar sobre su compañero, quien abandonó su trabajo como policía para cuidarla.

Just a little shout out for my nose. I’m currently recovering from a surgery where doctors reconstructed this bad boy. I won’t go into too much detail, because the gore factor is high, but basically the doctors took cartilage from my ear and used it to re-shape my nose. Amazing, huh?! I choose to keep having surgeries like this because I believe life is all about continual improvement. And, whatever you do in life, you can’t improve without doing the work. For me “doing the work” means accepting that I’m going to be in a bit of pain, recognising that I’m not going to be able to do the things I enjoy for a while (running/surfing/being active), taking time off from work and other projects, and trusting the process. But putting in the work always pays off. I can breathe through my nostrils for the first time in 5 years and I’m loving hanging with the best antidote in the world. I’m jotting down some thoughts about how to keep putting in the work, even if you don’t know how it will turn out. It will all be in my weekly letter this Thursday. Hit the link in my bio to make sure I’ve got your deets. Xx

A post shared by Turia (@turiapitt) on

Recientemente se sometió a una cirugía de sus fosas nasales. Le retiraron parte de cartílago de su oreja para hacerle la reconstrucción. Gracias a eso puede respirar por las fosas nasales después de cinco años.

Ahora es una motivadora. Ha ayudado a 6.000 personas a través de sus programas en línea y compitió en Hawai en el mundialmente famoso Campeonato Mundial de Ironman en Kona.
Es una activa voluntaria en causas sociales y gracias a su labor ha logrado recaudar fondos para organizaciones de ayuda.

Y en este punto cobra fuerza la frase del famoso libro El Principito: Sé suave, no dejes que el dolor te endurezca. No dejes que el dolor te haga odiar, no permitas que la amargura te domine. Crea tu propia belleza, una que no se pueda definir con palabras y cultívate con los pequeños detalles. Porque solo se ve bien con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos…

https://www.instagram.com/p/BhkNolIAXqV/?taken-by=turiapitt

Te recomendamos en video: