El síndrome de la resignación, la enfermedad de la que todos hablan

Su reacción a los estímulos físicos y al dolor es nula exteriormente.

La primera vez que se conoció un caso del síndrome de resignación fue en Suecia fue a fines de 1990, sin embargo solo se han registrado los caso desde el 2003 al 2016, donde se han reportado más de 569 oficialmente, esto según dio a conocer la BBC Mundo.

¿Qué es el síndrome de resignación?

Es un trance parecido al coma que puede alargarse en el tiempo meses o años. Se le conoce como el "síndrome de la resignación", y lo sufren aquellas personas luego de conocer que sus familias serán deportadas del país de manera inminente.

Los pacientes que sufren esta enfermedad son pasivos, inmóviles, mudos, incapaces de comer y beber, su reacción a los estímulos físicos y al dolor es nula exteriormente, pero se puede evidenciar en la frecuencia sanguinea.

¿Por qué ha tomado tanta relevancia a nivel mundial?

Esta enfermedad ha sido una de las mayores polémicas que ha vivido el país del primer mundo en torno a las consecuencias de la inmigración, ya que los casos en los que se han evidenciado esta enfermedad son en los menores de familias que vienen de los de la antigua Unión Soviética, los Balcanes, o grupos étnicos particulares como los gitanos, y más recientemente los yazidíes que llegan a Suecia buscando una salida.

Una de las hipótesis más controversial fue que los niños estaban fingiendo o que los padres los estaban envenenando para asegurar su residencia, a pesar de que ninguna de estas historias ha sido comprobada.

No obstante, al tratarse este raro síntoma solo se dio a conocer luego de que una extraña fotografía, tomada por Magnus Wennman, que  reflejaba a dos adolescentes, hermanas e inmigrantes en Suecia, en esta condición se robó las miradas del  World Press Photo, concurso donde compiten las imágenes más impactantes tomadas alrededor del mundo.

En la imagen se puede ver a Djeneta, a la derecha, quien ha estado encamada e inconsciente durante dos años y medio. A su izquierda, su hermana Ibadeta está en la misma condición desde hace más de seis meses. ambas víctimas del uppgivenhetssyndrom o, en español, “síndrome de la resignación”.

En el pasado se ha informado de varios trastornos parecidos al síndrome de la resignación, por ejemplo, en los campos de concentración nazis.

En Reino Unido, un trastorno similar, síndrome de rechazo generalizado, fue identificado en niños a principios de los 1990, pero ha habido muy pocos casos y ninguno entre buscadores de asilo.

¿Qué dicen las autoridades del caso?

Según la BBC el doctor Karl Sallin, pediatra del Hospital Infantil Astrid Lindgren, dijo que lo más probable es que “hay ciertos factores socio culturales que son necesarios para que se desarrolle este trastorno”. Es decir, que en estos grupos culturales, esta sería una forma legítima de expresar el trauma para los niños.

"Desde nuestro punto de vista, esta enfermedad particular tiene que ver con el trauma pasado, no el asilo", le dijo a la cadena británica Annica Carlshamre, directora de Solsidan, un hogar para niños.

Además, agregó que cuando a un padre o una madre le avisan que no pueden quedarse en un lugar seguro, el niño entiende que su padre (o madre) no pueden cuidarlo. “Y se dan por vencidos porque saben que son totalmente dependiente del padre. Cuando eso ocurre, ¿en quién o qué puede confiar el niño?”, explica Carlshamre.

De acuerdo con la psiquiatra Emma Feytons, este síndrome solo se presentaría en niños pues:

“un adulto no se puede permitir entrar en coma si tiene personas a su cargo por las que pelear, sean hijos, padres, sobrinos..”, en cambio, los niños “han visto y ven, hay cosas que entienden y cosas que no, por ellos pasa todo y llegan un momento en el que colapsan. Los adultos pueden sufrir depresiones, autolesionarse y hasta intentar el suicidio, de eso hay mucho en los campos de refugiados, pero en sus cabezas hay un interruptor que no les permite este bloqueo”.

Te mostramos en video: