La cantidad de comida en tu plato podría determinar cuántos años de vida te quedan

Si logras regular la ingesta calórica, podrías vivir más tiempo y lucir más delgada.

Los resultados preliminares de un estudio realizado en Luisiana, Estados Unidos, revelaron la relación entre la cantidad de comida que se consume, y los años que vive una persona. La investigación consistió en lograr que un grupo de 34 personas, de cuarenta años aproximadamente, siguieran una dieta con las calorías restringidas durante dos años. Los resultados revelaron que quienes redujeron su ingesta calórica en un quince por ciento, en el tiempo establecido, experimentaron una reducción significativa en su metabolismo.

Esas personas también presentaron mejoras en biomarcadores asociados con un envejecimiento más lento y una mejor calidad de vida, lo que se traduce en más años. Esto lo aseguró Leanne Redman, líder del proyecto y profesora asociada de ciencias clínicas en Pennington Biomedical Research en Baton Rouge, Luisiana.

Redman

"Sabemos que esas cosas son más bajas en las personas que viven más tiempo", dijo Redman, según recoge un artículo de Dennis Thompson publicado en HealthDay.

Los participantes en el proyecto desarrollaron una temperatura corporal central más baja, al igual que los niveles de azúcar en la sangre e insulina. Asimismo, se notaron reducciones significativas en las hormonas que moderan el metabolismo.

Durante la investigación, los participantes aprendieron a reducir un 25 por ciento su ingesta calórica diaria, mientras aplicaban distintos modelos de dietas saludables. Los participantes fueron capaces de elegir, según sus gustos, la dieta por la cual iban a regir su vida. En promedio, el grupo perdió nueve kilos, aproximadamente, en su mayoría durante el primer año de tratamiento.

Leanne Redman, científico líder de la investigación, reveló que las pruebas realizadas a los pacientes, mostraron cambios en el metabolismo y en los procesos corporales que reflejaban animales y personas vinculadas con haber tenido vidas más largas. También experimentaron una reducción significativa en el estrés oxidativo, relacionado con su metabolismo más bajo.

Como parte de las investigaciones, se concluye que algunas teorías que han sido controversiales, son respaldadas al ver como el metabolismo alto, y el aumento del estrés oxidativo están vinculados con un envejecimiento más rápido.

Redman, como vocera de la investigación, recomienda que se debe buscar reducir la ingesta calórica en un veinticinco por ciento, entendiendo que probablemente no lleguen a esa meta. Es probable que quien desee experimentarlo sienta desanimo al ver que hay un estancamiento en la perdida de peso.

"La meta no es perder peso. La meta es tener una ingesta más baja sostenida", señaló Redman.

Te recomendamos en video: