5 razones por las que es mejor darte un viaje que organizar tu boda

Es momento de preparar las maletas y celebrar tu unió alrededor del mundo

Después de que te dan el anillo de compromiso, surgen muchas emociones encontradas en tu cabeza. Desde la emoción por la sorpresa de tu pareja, la ilusión por imaginarte la boda de tus sueños y por supuesto, el nervio ante tooooooodo lo que tendrás que hacer a partir de ahora.

Lo cierto es que existe una gran presión social en torno a hacer de tu boda "el día más feliz de tu vida", pero ¿alguien realmente se ha puesto a pensar en todo lo que implica la planificación?

Sin duda todo el previo al gran día se puede volver un dolor de cabeza y es cuando surgen las temidas "bridezillas". ¿Quieres saber un dato interesante? La tendencia de bodas está dando un giro inesperado y muchas parejas están cambiando la fiesta por un gran viaje y estas son las razones.

Es más barato

Por más pequeña que sea una boda, el gasto puede ser muy alto, especialmente si quieres que aún con pocas personas, valga la pena. Está el vestido, las flores, la barra libre y hasta los "recuerditos" que nadie perdona. Con un viaje puedes ahorrar costos a través de  sitios web de vuelos económicos, además de encontrar alojamiento barato y un sinfín de opciones de entretenimiento en el lugar de tu elección. Si lo haces con buen tiempo ¡podrían viajar hasta por 6 meses o más con la cantidad de dinero que ahorrarán de la boda!

Se ofenderán menos personas

Cuando las personas a tu alrededor se enteran de tu compromiso, lo primero que quieren es ser invitados. Es más que claro que no puedes invitar a todo mundo, menos si estás cuidando el presupuesto.  Así que los que creían que serían invitados y al final no están en la lista, se ofenderán; los que invites y se odien entre sí, se ofenderán y los que invites cercanos, se ofenderás por tus decisiones así que en realidad jamás tendrás a todos contentos. Tu gran día se trata de hacer que todo funcione a la perfección así que si eliges un viaje, nadie tendrá motivos para ofenderse salvo porque no habrá fiesta. Lo superarán, o no (pero ese ya será su problema porque tu y tu pareja serán felices).

Planear un viaje es menos emocional

¿Londres o París?  ¿Qué tal ambos? Tomar decisiones sobre destinos, horarios de vuelo e itinerarios es fácil en comparación con la bomba de emociones que trae una planificación de bodas. Planear una boda te obliga a enfrentarte a todas esas preguntas que nunca antes habías pensado pero que de repente tienes que hacerte. ¿Deberías cambiar tu apellido? ¿La ceremonia será religiosa? ¿Tu amiga de la infancia no podrá asistir y eso te parte el alma? De repente hasta la música que deberás bailar con tu pareja o tu padre se tornará en un montón de lágrimas sin querer…además de que seguramente te la pasarás llorando en el momento. Un viaje tendrá menos preocupaciones y lágrimas implicadas.

No se estresarán de más

Seguro ya quedó claro que una planificación de boda es todo menos fácil. Llanto, corajes, felicidad, dolores de estómago… a partir de que te comprometas tendrás que hacerte cargo de muchas cosas (además de tu vida normal) y no tendrás tiempo para pegar el ojo con tranquilidad. Si lo que menos les gusta es sentirse estresados y discutir como pareja, dejar de lado la fiesta será una solución bastante viable para ambos.

Se convertirán en un equipo real

Dicen que las parejas que viajan juntas, se quedan juntas. Poder irte de viaje sin preocupaciones te permitirá acercarte más a tu pareja.

Te recomendamos en video