¿Es posible que cambie el color de los ojos con el estado de ánimo?

Descubre si es cierto que el color de los ojos puede cambiar dependiendo del estado de ánimo

Contrario a lo que muchos creen, el color de los ojos no cambia con el estado de ánimo. Lo que sí cambia es la manera en que la luz se refleja en el iris, esto crea la impresión de que el color de los ojos es lo que ha cambiado.

Aunque suene más complicado de entender, la manera de comprender este fenómeno es observando los factores que contribuyen al color del ojo y afectan la calidad e intensidad de la luz reflejada.

Cuando la luz llega al iris la concentración de los pigmentos es la que determina el color del ojo. Si la concentración de melanina es alta, el iris absorbe la luz y los ojos parecen ser color café o negros. Si los niveles de lipocromo son altos, el iris absorbe solo algunas bandas de luz y hacen ver al ojo de color verde o avellana.

Los niveles muy bajos de lipocromo y de melanina hacen que casi todas las bandas de luz sean absorbidas y reflejen un color azul.

Aunque el humor no puede cambiar el color de los ojos, sí existe una manera de que cambien y es por la edad. Muchos bebés caucásicos nacen con un color de ojos 'neutro', con el tiempo la exposición a a luz enciende los pigmentos dentro del ojo haciendo que estos se oscurezcan.

Esta es la razón por la que muchos bebés nacen con los ojos azules pero se les van oscureciendo con el tiempo.

De lo que sí estamos seguros es que los cambios temporales o instantáneos suelen ser una ilusión óptica directamente relacionada con el reflejo de la luz.