La vegetación en el entorno urbano ayuda a combatir el cambio climático

Las ciudades sostenibles son aquellas que se preocupan de reducir sus emisiones de CO2, contaminación, consumo de energía y uso de transporte, junto con incrementar sus áreas verdes, reciclaje, participación de las comunidades de forma sostenible e infraestructura ecointeligente.

Las ciudades más sostenibles del planeta se caracterizan por presentar una elevada superficie de áreas verdes, traducida en presencia de diversos hábitat con vegetación urbana y biodiversidad.

Se entiende que el foco de la sostenibilidad urbana radica en la lucha contra el cambio climático, resultando mas sostenibles aquellas ciudades cuyas actividades en un alto porcentaje se insertan en los ámbitos señalados.