8 razones por las que comer un ajo al día te cambiará la vida

Es un excelente medicamento natural

Para muchos resulta desagradable el sabor del ajo, pero se sorprenderían si conocieran todas sus virtudes y, de seguro, harían todo lo posible por incluirlo en su dieta diaria.

Alto en compuestos sulfúricos y múltiples fitonutrientes los convierten en una excelente opción para combatir enfermedades. De ahí que muchas culturas lo utilicen como un remedio natural y les resulte imprescindible. Ahora conoceremos algunas de sus virtudes:

Aporta vitaminas y minerales que permiten combatir la anemia.

Estimula los jugos gástricos y ayuda a digerir mejor el hierro, con lo cual tiene importantes beneficios digestivos.

El ajo contiene alicina, una sustancia terapéutica que mantiene en estado óptimo el sistema cardiovascular, por lo que consumir un ajo al día reduce el colesterol malo en un 9%, según reveló El Instituto de Toxicología de la Universidad de Shandong en China.

Sus propiedades antioxidantes ayudan a cultivar, proteger y rejuvenecer la piel.

Estimula el buen funcionamiento del hígado; es decir, es un gran depurador de toxinas, parásitos y metales como como el mercurio o resto de medicinas que el hígado no puede procesar.

Ayuda a desinflamar tu cuerpo que en ocasiones podría estarlo por el mal funcionamiento del aparato digestivo o del hígado.

Cura las infecciones leves, acelera la cicatrización, combate los resfriados y refuerza el sistema inmunológico, de manera que muchos lo califican como un antibiótico natural.

Contiene alta cantidad de vitamina B con lo que contribuye con la mejoría de la circulación sanguínea.

Para obtener estos beneficios algunos médicos y dietistas recomiendan comer un diente de ajo en ayunas todos los días.

Te recomendamos en video: