¿Sabes qué es la sexsomnia?

Tal vez la hayas experimentado, pero lo desconocías.

¿Habías escuchado el término? ¿Se te hace familiar?

En ocasiones se confunde la “sexsonmia” con los sueños húmedos, pero no es lo mismo. El sueño húmedo implica excitación y eyaculación, pero la sexsomnia implica sobre actos sexuales, mientras la persona permanece en sueño profundo.

Esta parasomnia puede, incluso, traer consecuencias emocionales, psicosociales e incluso criminales, pero su estudio ha sido lento para los expertos, pues se trata de casos al azar. El primero reconocido fue en el año 1986, y sólo se han documentado 93 más en todo el mundo.

Estos son algunos de los síntomas más comunes: acariciar o frotar, gemir, respiración pesada y ritmo cardíaco elevado, masturbación, empuje pélvico, relaciones sexuales, orgasmo espontáneo, no recordar actos sexuales, tener los ojos en blanco durante el acto sexual, no responder al ambiente exterior durante el acto sexual espontáneo en fase NREM, incapacidad o dificultad para despertarse durante estos eventos y sonambulismo.

Ahora que lo sabes, ¿la has experimentado?

 

También te puede interesar el siguiente video: