6 formas en las que el embarazo cambia tu cuerpo para siempre

El embarazo trae modificaciones permanentes a tu cuerpo

El embarazo es diferente para cada mujer. Mientras que para algunas es una etapa fácil y alegre, otras se enfrentan a malestares que convierten esta etapa algo aterrador. Pero desde que te embarazas es un hecho que tu cuerpo cambia y aún después de dar a luz, este conserva ciertas modificaciones.

Aunque los niños no son para todos, y muchas mujeres no tienen hijos por elección, para las que sí quieren tenerlos, estos cambios corporales deben verse más como un recordatorio de cuán poderosos pueden ser nuestros cuerpos y no como un impedimento.

Caderas más anchas

Tiene sentido por qué las caderas se ensanchan y en muchas mujeres, es un cambio que permanece aún después de dar a luz. Esto se debe a que la pelvis modifica su estructura para acomodar al bebé por ello, muchas mujeres se sienten incómodas usando pantalones. No te preocupes que puedes recuperar tu forma, pero piensa que las caderas anchas hacen unas curvas muy sexys.

Pies más grandes

Esto es algo que no todas las mujeres enfrentan, pero con ciertos embarazos, los pies sufren cambios en su tamaño por lo que muchas mujeres se sorprenden al tener que reajustar el calzado, incluso meses después de dar a luz.

Areolas más oscuras

Tus senos cambiarán de tamaño y tus areolas pueden oscurecerse permanentemente, especialmente cuando comienzas a amamantar a tu bebé. Las hormonas son las culpables de este tipo de cambios y aunque algunas mujeres ven que la coloración vuelve a la normalidad después de unos meses, muchas aseguran que los cambios se acentúan.

Cambios de cabello

Muchas mujeres afirman que su cabello se cae después de dar a luz y otras aseguran que sienten que su cabello se pone un poco grasoso durante el embarazo. Es cierto que las texturas de este cambian por lo que un cabello rizado puede volverse grasoso y un lacio puede debilitarse. Estos cambios se deben a la presencia de estrógeno y a los ajustes hormonales de tu cuerpo que llegan con cada ciclo.

Tu barriga

Durante el embarazo, ésta se expandirá. Esa es una de las formas obvias en que el embarazo cambia tu cuerpo. Pero después de dar a luz, te quedará lo que se conoce comúnmente como "bolsa de embarazo", la cual hace que tu barriga luzca como si se tratase de un globo desinflado. No seas tan dura contigo misma, ya que lograste dar vida a un nuevo ser ahí. Tranquila, hay ciertas maneras de ayudar a tonificar el área y recuperar tu figura.

Cambios emocionales

Las emociones son primero lo que cambian con el embarazo y el postparto y sí, puedes culpar a las hormonas por ello. Pero mientras que te tus emociones se vuelven cambiantes durante el embarazo, tras dar a luz puedes seguir teniendo una ola de emociones inexplicables. Éstas pueden ser tan leves o intensas como tus hormonas lo quieran provocando que algunas mujeres lloren a la menor provocación y otras que incluso tengan sentimientos de enojo hacia el bebé. Es una afección muy real y grave que afecta a muchas nuevas mamás.

LEER MÁS

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO