Los peligros de llevar tampón más de 8 horas al día

Ten mucho cuidado cuando recurras a este método

Los tampones han sido un producto menstrual muy popular entre muchas mujeres debido a su practicidad y alcance sin embargo, aunque no son rechazados por los especialistas, tienen un lado negativo del que tenemos que tener consciencia para evitar complicaciones.

Este diminuto objeto es más fácil de usar de lo que parece (aunque para muchas parece una misión imposible); permiten que una pueda andar en el agua sin temor a fuga, usar pantalones ajustados sin que haya riesgo de marcas o manchas. Están hechos principalmente de algodón y rayón, que son dos de las fibras más absorbentes de forma natural. Absorben todo indiscriminadamente, desde su flujo menstrual hasta el fluido lubricante natural y las bacterias que viven en la vagina sin embargo, hay que tener cuidado de no dejarlo por demasiado tiempo ya que las consecuencias pueden ser fatales.

¿Qué pasa? 

El equilibrio de pH y las bacterias de tu cuerpo pueden cambiar, provocando un desbalance químico. 

Las bacterias y otros microorganismos naturales ayudan a mantener el ecosistema de tu vagina saludable. Los niveles correctos de pH (los niveles de acidez de la vagina) evitan el crecimiento de bacterias malas por ello, para "limpiarla", no se necesitan productos o duchas vaginales. El tampón cambia el equilibrio de los fluidos por lo que si lo dejas demasiado tiempo, puedes provocar irritación, infección o un crecimiento excesivo de bacterias dañinas.

Están hechos con productos químicos vinculados a los riesgos para la salud

Los tampones suelen ser fabricados con productos químicos que son dañinos para la salud. Estos incluyen pesticidas y químicos fuertes, como el cloro y ya que tu vagina es muy absorbente, pensar en que un tampón entra con todos esos materiales, es aterrador.

Podrían empeorar los calambres

Algunas mujeres afirman que los tampones empeoran sus cólicos menstruales. No hay pruebas contundentes que indiquen que los tampones provoquen esto, pero a veces pueden causar hinchazón, lo que puede causar calambres. Si se inserta incorrectamente, también pueden causar molestias inesperadas.

Pueden causar Síndrome de Shock Tóxico (TSS)

Este es uno de los riesgos más conocidos sobre dejar el tampón demasiadas horas. Se trata de una infección grave que conlleva a diversas complicaciones como dolores de cabeza, fiebre alta, parálisis muscular, náuseas y vómito y hasta insuficiencia en órganos (hígado y riñón).

No es que esté prohibido usarlos ni que vayas a parar al hospital si te pasas por unas horas pero si vas a usar tampón, sigue estos consejos.

-Cambia el tampón al menos cada 4-8 horas o mas seguido si es necesario, depende de tu flujo y la actividad que hagas. Si vas a nadar, con mayor razón debes cambiarlo.

-Elige el nivel de absorción correcta. Utiliza tampones de tamaño pequeño cuando tu flujo sea ligero. Los super absorbentes no siempre son la mejor opción a menos que tu flujo menstrual sea muy abundante.

Alterna el uso de toallas femeninas y tampones.

Lava tus manos antes de insertar o sacar tu tampón.

-No utilices tampones para absorber flujos que no sea menstrual. Solamente recurre a ellos una vez que ya haya sangre menstrual.

 

LEER MÁS

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO