Es posible, ¡ponte en forma sin ir al GYM!

Puedes tener el cuerpo que deseas sin la necesidad de gastar demasiado

1.Cuida tu alimentación

Si quieres reducir cintura, lamentamos decirte que necesitarás realizar el paquete completo. No basta solamente que hagas ejercicio, si después vas a darte un atracón calórico. Esto solamente hará que eches a perder todo tu esfuerzo.

Necesitas alimentos saludables, pero tranquila, esto no quiere decir que tengas que vivir a base de lechuga, simplemente necesitas tener una dieta balanceada. Para bajar de peso 80% es la alimentación que lleves y 20% se basa en el ejercicio. Injusto, pero cierto.

2. Usa tus recursos

Si no tiene dinero para pagar un gimnasio o el tiempo que se requiere, no te preocupes. Puedes usar cualquier objeto como herramienta que te favorezca.

Es decir, en lugar de pesas puedes usar botellas de agua y tienen el mismo efecto. También puedes usar el parque que está a la vuelta de tu casa, las propias calles, o un pequeño espacio y hacer ahí abdominales.

No importa qué elijas, todo lugar es propicio para hacer ejercicio, solamente debes encontrar la forma adecuada.

3. Establece una rutina  

Lo más importante es que si prefieres hacer ejercicio sin tener que ir al gym es que debes diseñar una rutina.

No se trata solamente de hacer 5 abdominales e irte a dormir. Corre durante 10 minutos, haz 10 flexiones, después continúa con 10 sentadillas, y vuelve a correr para cerrar. ¡Eso sí es una rutina!

Así puedes comenzar sin que sea tan pesado, lo más importante es que escuches a tu cuerpo para saber cuánto más y cuándo parar.

4. Sal al aire libre

Las ventajas de no ir al gym es el aire libre. Puedes aprovechar a correr o caminar por las calles de tu casa, por el parque, por cualquier lugar que pueda hacerte sentir lleno de energía y un poco más en contacto con la naturaleza.

La natación también es una buena manera de ejercitarte sin ir al gym, y aunque no cuenta como salir al aire libre, si estás en contacto con el elemento del agua en todo su esplendor.

5. No lo hagas solo 

Muchas veces puedes iniciar con mucho ánimo, pero conforme pasa el tiempo el entusiasmo se va diluyendo.

No lo hagas solo, convence a tu pareja, a un familiar, a tus amigos. Pónganse retos entre ustedes, fechas límites y hasta corran algunos días juntos. No hay mejor motivación que eso.

Te recomendamos en video: