10 características que harán de ti una mujer segura

Una mujer segura sabe que no tiene ningún límite

La confianza en nosotras mismas es una de las capacidades más valoradas hoy en día en la sociedad. Una mujer segura de sí misma es capaz de responder con inteligencia y perspicacia a todas las situaciones que se le ponen enfrente. No duda en sus acciones, ni de sus capacidades pues es fiel a su pensamiento y siempre busca demostrar que es capaz de hacer las cosas.

Hay determinados rasgos que caracterizan a una mujer segura, que la hacen diferente del resto y tener un atractivo muy especial ante los demás.

1. Su mayor prioridad es ella misma.

Para una mujer segura es muy satisfactorio dar amor al otro. Pero para ello  primero se cuida y satisface sus necesidades por encima de todas las cosas. El amor propio es básico para poder dar al otro y sobretodo, para rendir en lo que una hace.

2. Maneja sus emociones.

Identificar las emociones negativas que sientes te ayuda a saber cómo controlas y evitar que afecten tu día. Además se convertirán en un impulso positivo para mejorar.

3. Escucha.

La mejor forma de aprender y acercarse al otro es escuchando. Por eso, una mujer segura es paciente y tolerante, además de que actúa de forma más meticulosa.

4. Cuida sus palabras.

No sólo basta con escuchar sino con saber qué decir. Una mujer segura de sí misma no critica ni juzga a los otros sino que se mantiene abierta a otras opiniones lo que le permite ver la vida con más perspectiva.

5. Valora el tiempo.

No gasta energía en actividades innecesarias. Conoce el valor del tiempo por lo que en vez de volverlo su peor enemigo, lo vuelve su aliado. Una mujer segura sabe cómo invertir su energía para no desequilibrarse a lo largo del día.

6. Evita posponer las cosas.

Como está consiente del tiempo, no aplaza sus responsabilidades, sino que se pone metas determinadas para cumplir. Una mujer segura es capaz de distribuir sus actividades sin agotar su energía mental ni física. Tiene nervios de acero.

7. Tiene un discurso interno motivador.

En su mente no hay frases como “no puede” o “no es suficiente”; ella está clara que para dar amor hay que sentir amor por uno mismo.

8. Reconoce que los errores son necesarios.

Sabe que los errores son para crecer y en vez de darle vueltas a lo que hizo mal, se levanta y aprende.

9. No culpabiliza a los demás.

No importa si viene de una familia desconstruida o humilde; ella sabe que siempre hay oportunidades de crecer y ser muchísimo mejor.

10. Sabe estar sin pareja.

No necesita una pareja o compañero para ser feliz; sino que reconoce y aprecia los distintos tipos de relaciones de amor que puede establecer en su vida (familia, amigos, pareja, etc).

 

 

LEER MÁS

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO