Trump autoriza importación de trofeos de caza de elefantes abatidos en África

La polémica determinación ha causado indignación y rechazo entre las organizaciones animalistas. La decisión buscaría “ayudar a la conservación de las especies”.

Donald Trump ha vuelto a demostrar que es un enemigo del medioambiente. El polémico Presidente de Estados Unidos ha aprobado una serie de medidas que ponen en riesgo la supervivencia de los humanos y la de las otras especies sobre la Tierra. La última de ellas ha causado indignación en grupos de organizaciones animalistas.

El magnate ha vuelto a autorizar la importanción de marfil y otras partes de elefantes, como cuernos y cabezas de estos ejemplares cazados en Zambia y Zimbabue. La polémica determinación ha sido justificada por el Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos (FWS), asegurando que el dinero gastado por los cazadores puede servir a la conservación de estas especies de animales.

“La caza deportiva legal y bien regulada como parte de un programa de gestión racional puede beneficiar la conservación de ciertas especies ofreciendo incentivos a las comunidades locales para conservar la especie y devolviendo ingresos muy necesarios a la conservación”, explica el FWS a través de un comunicado en su sitio web.

De esta forma, Trump echa abajo una campaña de su antecesor, Barack Obama, que se había propuesto  prohibir el comercio de marfil y obstaculizar la actividad de la caza furtiva, junto con prohibir el ingreso de trofeos de caza en 2014.

De acuerdo a al Gran Censo de Elefantes publicado el año pasado, las poblaciones de paquidermos disminuyeron cerca de un 30 por ciento entre 2007 y 2014, mientras que sólo en Zimbabue se registró una disminución de un seis por ciento.

Así, la polémica medida de Trump sigue sumando rechazo y críticas. Cabe recordar que sus hijos, Eric y Donald Trump Junior, son fanáticos de la caza y fueron defendidos por el Presidente cuando en 2016 varias imágenes los mostraban a ambos posando con cadáveres de elefante, antílope, leopardo, búfalo y un cocodrilo gigante en África.