Energía marina renovable y el potencial que hay en Chile para su desarrollo

Conversamos con una experto sobre las características de la energía marina renovable y las ventajas del territorio chileno para su implementación.

Nuestro planeta debe lidiar constantemente con la excesiva explotación de recursos naturales para satisfacer las necesidades de los seres humanos. Esta situación ha generado un tremendo impacto negativo en el medioambiente que en muchos lugares se ha vuelto irreversible. Lo anterior motiva el desarrollo e implementación de métodos más sustentables y limpios para generar energía, causando el menor impacto posible en el entorno.

En este sentido, uno de los métodos más innovadores y con mayor proyección a futuro es la energía marina renovable, y nuestro país, con cerca de cuatro mil kilómetros de costa, posee un amplio potencial para la explotación y el desarrollo de este tipo de energía; de hecho, se estima que a nivel mundial, Chile es una de las naciones más privilegiadas en cuanto a este recurso energético.

mericfotos0008700x391.jpg

Conversamos con Dernis Mediavilla, oceanógrafa física y coordinadora técnica del Centro de Investigación e Innovación en Energía Marina (Meric), organización que busca entender la dinámica del ecosistema relacionada con la extracción de energía marina y que desarrolla investigación aplicada “orientada a la extracción de la energía asociada al movimiento del mar: de las corrientes de marea, conocida como energía mareomotriz, y del movimiento del oleaje, llamada energía undimotriz”, de acuerdo a lo que nos cuenta la profesional.

¿Qué entendemos por energía marina renovable?

La energía marina renovable es la energía que se puede extraer del océano, ya sea aprovechando las diferencias de salinidad en la desembocadura de los ríos con el mar, las diferencias de temperatura entre aguas superficiales y profundas en zonas tropicales, o bien es aquella que colecta el movimiento del mar y lo convierte en energía eléctrica o agua presurizada.

¿Cuáles son sus ventajas respecto a otras fuentes de energía?

Una de las principales ventajas de la energía marina respecto a otras energías renovables es que está predecible y presente las 24hrs los 365 días del año. Es decir, por ejemplo, no depende del día o la noche como el caso de la energía solar, o de la existencia de viento como la eólica. Las mareas dependen principalmente de la rotación de la Tierra y el movimiento del Sol y la Luna, y es por ello que las corrientes de marea están presentes todo el tiempo, y son muy predecibles. Por su parte, el oleaje se encuentra siempre presente, en todas las costas del mundo, y en particular es muy predecible en Chile ya que proviene en su mayoría de tormentas que se producen muy lejos en todo el Océano Pacifico. La ubicuidad del oleaje es una de las grandes ventajas de la energía undimotriz: donde hay una costa, existe la posibilidad de obtener energía eléctrica o agua presurizada aprovechando la energía del oleaje.

¿Por qué se dice que Chile cuenta con potencial para el desarrollo y la generación de este tipo de energía?

Chile es uno de los lugares más privilegiados del mundo en cuanto al recurso energético, tanto mareomotriz como undimotriz, no sólo por sus extensas costas y la extensa historia de industrias cercanas al mar que aquí se desarrollan. No todos los países reúnen las características para tener corrientes asociadas a la marea que sean intensas, las cuales se producen cuando la marea entra en un canal. En Chile, es bien conocida la fuerza del agua en el Canal de Chacao y el estrecho de Magallanes, sin contar la extensa red de fiordos y canales cuya energía se debe determinar con más precisión todavía. En términos del recurso energético del oleaje, Chile es uno de los pocos países que recibe en su plenitud el oleaje largo, viejo y muy energético generado por las tormentas alrededor de la Antártida, en el Pacífico Sur. Esto hace que el país sea reconocido mundialmente por su recurso de oleaje, teniendo en sus costas más de la mitad de la energía undimotriz de toda América del Sur.